Salud visual

El teletrabajo ha llegado para quedarse en muchos casos, por eso es importante que adoptemos una serie de hábitos para no perjudicar nuestra salud durante nuestro horario laboral, tanto en lo que respecta a nuestra postura como a nuestra vista.

Por un lado, al pasar más horas dentro de casa, ha aumentado el consumo de dispositivos tecnológicos. Según recoge un estudio de salud ocular, al menos 8 de cada 10 españoles utiliza de manera habitual un smartphone, la televisión y un ordenador o portátil. Además, de media puede pasar entre 2 y 3 horas al día delante de una pantalla, afectando a nuestra salud visual. Por otro lado, las condiciones en casa no son las mismas que en un lugar de trabajo, en cuanto a la iluminación o la temperatura, por ejemplo.

Si queremos que el teletrabajo no se convierta en una tortura, desde Vivienda Saludable te recomendamos algunas pautas básicas como que, en la medida de lo posible, organices el espacio de trabajo lejos de las áreas de mayor movimiento del hogar, como la cocina o el salón. Y lo que es muy importante, planifica tus horarios y el tiempo que inviertes delante de una pantalla. Lo ideal es que no se superen las 8 horas de visión próxima al día.

La iluminación y la distancia, claves para una mejor salud visual

Establece pausas de veinte segundos

Los expertos recomiendan descansar la vista corta cada 20 minutos de exposición a la pantalla; y durante 20 segundos enfocar la vista a un punto que se encuentre a unos seis metros de distancia. También es importante el parpadeo: si lo habitual es parpadear unas 18 veces por minuto, cuando manejamos una pantalla, llegamos a reducir el parpadeo a cinco por minuto. Esto provoca sequedad en los ojos. Para evitar la fatiga ocular hay que acordarse de parpadear más veces.

Cuida correctamente de tus gafas y lentillas

Limpia las lentes y la montura con agua tibia del grifo y jabón neutro, y sécalas con un paño limpio de algodón sin pelusas. Para los usuarios de lentes de contacto se recomienda frotar y enjuagar las lentes con el producto recomendado antes de guardarlas, así como cambiar diariamente el producto desinfectante de conservación del estuche de las lentes.

Coloca el monitor a una distancia de entre 30 y 50 centímetros de tu vista

Ubícalo de forma perpendicular a la línea de la mirada. Es decir, que no necesites bajar o alzar la vista para ver tu trabajo.

Presta especial atención a la iluminación

Lo ideal a la hora de elegir el lugar desde donde vamos a teletrabajar es que las fuentes de luz próximas, como las ventanas, no provoquen deslumbramiento directo ni reflejos en la pantalla. Por eso es muy importante haber escogido unas ventanas de altas prestaciones con vidrios bajo emisivos (dejan pasar la luz pero reducen la cantidad de calor o frío que entra a la vivienda). Conseguiremos estancias luminosas pero aisladas térmica y acústicamente.

La pantalla debe situarse perpendicular a la entrada de luz a través de ventanas

Si esto no fuera posible, habrá que atenuar la luz que entra mediante el uso de persianas o cortinas a fin de evitar excesivos contrastes y reflejos. Es decir, colocar el ordenador a 90° de la fuente de luz natural. Nunca debemos ubicarlo detrás o frente a una ventana.

Evitar ambientes calurosos o demasiado secos

Se pueden poner humidificadores para que el ambiente no resulte tan seco y no repercuta directamente en la sequedad de nuestra garganta y, por supuesto, nuestro ojo.

Masajea los párpados cada cierto tiempo ayuda a relajar la vista

Estos masajes se deben realizar con suavidad y con las puntas de los dedos a un centímetro de las cejas. También, para aliviar la tensión de los músculos, se pueden cerrar los ojos y hacer movimientos rotatorios en todas las direcciones.

Los expertos alertan de que la pandemia está incidiendo directamente en nuestra salud visual, por eso es básico que ya que pasamos más tiempo en nuestro hogar, pongamos más medios para protegerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.