crear una zona de trabajo en casa

Organizar tu espacio de trabajo en casa puede ser un reto, puesto que hoy en día, la mayoría de las casas tienen pequeñas dimensiones.
En este post te contamos algunos consejos para sacarle el mejor partido a este espacio.

Organizar tu espacio de trabajo en casa es fundamental para rendir mejor y concentrarse. Diversos datos indican que cada vez son más las personas que trabajan en casa. Por un lado, está el aumento de autónomos que tienen un negocio por cuenta propia y, por otro, según un estudio de IWG Group, casi siete de cada diez empresas en España han introducido políticas de trabajo flexible, algo que combina actividad en la oficina y en el hogar.

Tips para organizar un espacio de trabajo en casa:

 

  • Comodidad y funcionalidad:

Lo primero que debemos pensar es en ser prácticos, y en casa mucho más. Pues si no encontramos el lugar adecuado, cómodo y especialmente funcional, de nada servirá que destinemos un espacio de trabajo en nuestra casa. No es necesario que sea grande, pero sí práctico: una mesa-escritorio cómoda y robusta con cajones, una silla ergonómica, estanterías a nuestro alcance y zonas de almacenaje únicamente para nuestras tareas de oficina.
En este lugar es crucial que no haya distracciones, televisores, juguetes de niños, utensilios de las mascotas o ropa.

 

  • Mantener un buen orden:

Para trabajar bien y ser productivo necesitamos mantener un buen orden en la casa. En casa, de igual manera que si estamos en la oficina, necesitamos nuestro pequeño rincón para trabajar, preferiblemente un despacho para que no se mezcle con el resto de objetos que hay en otras partes de la casa.

Algunos tips que te pueden ayudar para mantener todo ordenado es etiquetar las cosas para que sean más fáciles de encontrar; tener estantes o cajoneras donde dejar los materiales que necesitas a mano; organizar por colores, y clasificar papeles y tirar (triturar o reciclar) los que ya no se necesitan. Para finalizar aconsejamos limpiar y ordenar la mesa una vez hayamos acabado para que al día siguiente esté igual de bien. ¡Prohibido dejar cosas en el despacho o encima de la mesa que no sean estrictamente de trabajo!

 

  • La luz adecuada para trabajar:

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo aconseja la luz natural, puesto que ofrece muchas ventajas con respecto a la claridad, al ahorro energético y a la sensación de bienestar que nos otorga a las personas. De manera que elegir el rincón de la casa con mayor luz natural es siempre un plus y fuente de inspiración para que nuestra productividad aumente a la hora de trabajar.

Si esto no es posible porque, por ejemplo, la poca que entra por nuestras ventanas está destinada a iluminar mejor el comedor, entonces la iluminación artificial deberá ir acompañada de pantallas o luminarias adecuadas para evitar deslumbramientos o una luz directa que dañe nuestros ojos.

despacho en casa

 

  • Personalizar nuestro espacio de trabajo:

En casa, todo debe estar muy medido para no tener más objetos de más cuando estamos concentrados. Pero si personalizamos el espacio de trabajo en casa, también seremos más creativos y pensaremos en las muchas ventajas de no ir a la oficina cada día. Es decir, escogeremos el lugar en el que realmente nos sintamos a gusto (desde un ropero transformado en despacho a un rincón hermoso del comedor), evitar distracciones y dejar aquello indispensable o crucial para el trabajo.

 

  • Un mundo de sensaciones:

Las sensaciones que percibamos a cada momento tienen mucho que ver en cómo rindamos en nuestras tareas diarias. Este aspecto está íntimamente unido a cómo organizaremos nuestra oficina en casa para que las ideas fluyan y la productividad sea la tónica dominante para acabar siempre a una hora prudencial. Recuerda que el principal enemigo de trabajar en casa es la desconexión (a veces no la hay) y las horas destinadas a estas labores pueden ser eternas si no nos fijamos una jornada determinada.

 

  • Plantas, viva lo verde:

La eco oficina está más viva que nunca. Un estudio de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) demostró que las personas que tenían plantas verdes en sus oficinas trabajan más felices, más concentradas y eran un 15% más productivas.

 

  • Música relajante:

Aprovecha que estás en casa y no hay un jefe controlando para poner tu música preferida, aquella que más te inspira para ser más eficaz.

 

  • Objetos que inspiran:

En este mundo de sensaciones, no está de más decorar el espacio de trabajo con fotos, frases o cuadros que siempre te han gustado. Pero nunca sin pasarnos, por norma, un espacio recargado invita al caos.
Sabemos que trabajar en casa puede resultar toda una aventura, para mal y para bien. Toma nota de estos consejos porque el espacio de trabajo debe organizarse a conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.