renovar el aire en casa

Muchas veces ponemos mucho empeño en la decoración, los colores y la disposición de los muebles en nuestro hogar y, sin embargo, descuidamos una de las partes más importantes: La atmósfera que se respira y la importancia de renovar el aire en nuestro hogar con una buena ventilación.

No sólo se ha demostrado que el olor de un lugar influye muchísimo en la opinión sobre el mismo, también se ha comprobado que ciertos olores relajan, mientras que otros aumentan nuestra concentración. Del mismo modo, ambientes cargados y mal ventilados empeoran nuestra salud, la calidad del sueño y el rendimiento al día siguiente, e incluso en casos extremos pueden causar dolor de cabeza o mareo.

Por eso, hoy te vamos a enseñar cómo renovar el aire de tu casa de manera natural.

La importancia de la ventilación

Renovar el aire de nuestra casa con una buena ventilación contribuye a tener una vivienda más saludable, ya que:

  • Reduce la humedad, evitando el moho y los ácaros que pueden provocar afecciones respiratorias, además de los desperfectos que esa humedad pueda causar en paredes y techos.
  • Limpia la atmósfera de los llamados componentes volátiles orgánicos, que son emisiones de los químicos que usamos para el hogar o incluso de los muebles y objetos. En altas concentraciones podrían llegar a ser peligrosos.
  • Limpia la atmósfera de alérgenos y otras partículas. Que pueden haberse quedado atrapados en casa.

Cómo ventilar una vivienda

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que ciertas estancias de la vivienda, como la cocina o el baño, deberían disponer de un buen sistema de ventilación mecánica. Un buen extractor en la cocina, por ejemplo, es fundamental para dar salida al humo, cuya combustión puede ser nociva.

Después, es importante que tengamos bien identificadas las partes de la casa en las que se genera mayor humedad. Habitaciones encaradas hacia el norte, baños, sótanos o cuartos en los que esté la lavadora son más proclives a acumular dicha humedad. En esos casos, una ventilación mecánica es ideal si no tenemos una buena ventana o la posibilidad de generar corrientes de aire.

Usar un ventilador o un calefactor ayudará a reducir la humedad, el moho y los ácaros, pero es importante siempre crear una ventilación natural. Para renovar el aire naturalmente, abre las ventanas y las puertas para crear corrientes, con cuidando de que las ventanas que abras y con las que generes corrientes, tengan más o menos la misma apertura.

Especialmente en días más ventosos, si hay muchas diferencias en entrada y salida de aire, eso puede provocar aceleraciones en esas corrientes, dando lugar a portazos y golpes en la ventana. Usa cuñas en la puerta si es necesario, para impedir que el aire las cierre. En algunas habitaciones, como el dormitorio, si tienen una buena ventana al exterior, puedes abrirla cerrando la puerta. En cinco minutos, el aire quedará renovado.

renovar el aire en casa

La ventilación en invierno

Renovar el aire con una buena ventilación es fundamental en cualquier época del año, incluido el invierno. Aunque haga frío, es conveniente ventilar al menos una vez al día. Esto es importante, sobre todo, después de apagar la calefacción, para impedir la condensación. Si la apagas al salir de casa o al irte a la cama, hazlo un poco antes de lo normal, abre una puerta o ventana brevemente y ayudarás a prevenir esa condensación.

Otros consejos para tener un aire sano y limpio en casa

Con una buena ventilación natural, y compensando con ventilación mecánica en los puntos en que no la tengamos, el aire estará limpio y renovado. Por eso, el primer consejo es cuidar los olores y emisiones que generamos. Eso significa, ante todo, no fumar en casa. Si tenemos el hábito, nos salimos al balcón o la terraza. Fumar en la ventana no sirve muchas veces, pues la corriente de aire suele entrar el humo a la casa.

Del mismo modo, la cocina debe estar bien ventilada. Especialmente si es cocina-office, habremos de invertir en un buen sistema de extracción, o arruinaremos el ambiente. Optar por tejidos naturales en cortinas, sofás, muebles, etc, ayuda a prevenir esos componentes volátiles orgánicos de los que hablábamos, al no estar hechos, ni tratados, con tantos elementos químicos extraños.

Evitar el uso de aerosoles y velas para perfumar. Se ha demostrado que expulsan al aire partículas que no son buenas para la salud, enrareciéndolo aunque lo hagan oler bien. Si quieres un buen aroma en casa, opta por fragancias naturales. El incienso tampoco es adecuado, el humo que generan en la combustión no es nada sano. Igual que las velas, generan componentes similares a los de los cigarrillos.

ventilar la casa

Así que aquí lo tienes, sigue estos consejos para renovar el aire y tener una buena ventilación en casa, y podrás respirar hondo y mejorar tu salud y la de los tuyos.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *