Fondos Next Generation

Este programa de ayudas que ha lanzado la Unión Europea va a permitir realizar mejoras en la vivienda, como el cambio de ventanas, para contribuir a mejorar la eficiencia energética y el confort en viviendas y edificios.

Para ayudar a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia de coronavirus, los dirigentes de la Unión Europea acordaron un plan de recuperación, con el objetivo de liderar el camino hacia la salida de la crisis y sentar las bases para una Europa moderna y más sostenible.

Fondos Europeos Next Generation

En ese ambicioso plan se engloban los Fondos Europeos Next Generation EU, que cuentan con 750.000 millones de euros de presupuesto para ser destinados entre el año 2021 y el año 2027. Estos fondos europeos se van a aplicar en objetivos relacionados con la sostenibilidad, la implementación de energías renovables, o la rehabilitación energética, entre otros ámbitos.

Más en concreto, estos fondos europeos Next Generation supondrán una ayuda directa a la rehabilitación energética de edificios de más de 6.800 millones de euros. De esa cantidad, se calcula que 3.400 millones irán destinados a la rehabilitación de viviendas.

Con estas ayudas, lo que se va a permitir es que los propietarios rehabiliten sus viviendas para conseguir un consumo más sostenible, así como para que las comunidades de propietarios hagan lo propio con los edificios. Esto supondrá una reducción del gasto energético y potenciar el bienestar en el hogar.

Cómo solicitar las ayudas

Para poder acceder a esta ayuda, los requisitos son a través de un Real Decreto que regula los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Es cada Comunidad Autónoma la encargada de publicar su propia convocatoria, requisitos y plazos para la solicitud de la subvención.

En la web de KÖMMERLING, fabricantes de sistemas de ventanas de PVC, cuentan con un apartado dedicado a los fondos Next Generation EU en el que nos van informando de las diferentes ayudas activas y cómo solicitarlas. Aquí podéis ver si en vuestra CA hay ya algún programa de subvenciones activo.

Al margen de esto, en muchas de las CCAA se están habilitando oficias de rehabilitación, que tienen como objetivo informar al usuario sobre los fondos Next Generation EU. Los propios colegios de arquitectos también están habilitando oficinas para canalizar toda la información y los procedimientos existentes. Si estáis interesados en acceder a estas ayudas, desde Vivienda Saludable os recomendamos contactar con vuestro ayuntamiento, oficina de rehabilitación más cercana o, incluso, con profesionales como KÖMMERLING.

El cambio de ventanas, una de las acciones subvencionables

El cambio de viejas ventanas por unas nuevas de altas prestaciones puede llegar a reducir las pérdidas energética de una vivienda hasta en un 70%. Esto hace que el cambio de ventanas pueda ser una de las acciones subvencionables en los fondos Next Generation EU. Siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en la convocatoria, que suelen ser: lograr una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración de al menos un 7%, o una reducción del consumo de energía primaria no renovable de al menos un 30%. Además, también son subvencionables las actuaciones con las que se modifique o sustituyan elementos de la envolvente térmica (ventanas) para adecuar sus características a los valores exigidos en el CTE (Código técnico de la edificación).

Para conseguirlo es importante escoger ventanas con altas prestaciones térmicas, instaladas por profesionales que aseguren la hermeticidad del hueco. Solo así conseguiremos mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar y su confort. La Red Oficial de KÖMMERLING nos ayudan a gestionar los Fondos Next Generation y beneficiarnos de las ayudas. Se puede solicitar presupuesto sin compromiso aquí.

Reformas con deducciones fiscales

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, del que depende el departamento de Vivienda, ha anunciado que habrá deducciones en el IRPF en tres tramos: del 20% si se reduce la demanda de calefacción y de refrigeración de la vivienda al menos un 7% y la base máxima anual de esta deducción será de 5.000 euros. Del 40% si la reducción llega al 30% en la que la base máxima anual será de 7.500 euros anuales; y del 60% si la calificación energética pasa a tener una etiqueta A o B, con una base máxima anual de 15.000 euros.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.