conseguir una casa autosuficiente

Una casa autosuficiente es un tipo de vivienda capaz de autoabastecerse. Lo que significa que utiliza energías renovables, materiales sostenibles y ecológicos, reutiliza residuos… es decir, una casa con eficiencia energética, que, según la Fundación Desarrollo Sostenible, puede llegar a ahorrar más de 200.00 euros a lo largo de la vida útil de la instalación, estimada en 25 años. Descubre aquí sus características.

Aunque parezca una utopía y no es algo muy desarrollado en España, es posible tener una casa autosuficiente. Estamos hablando de un tipo de vivienda capaz de autoabastecerse. Esto quiere decir que usa energías renovables, materiales ecológicos y sostenibles, reutiliza residuos, etc. En definitiva, una casa eficientemente energética, según la Fundación Desarrollo Sostenible, puede llegar a ahorrar más de 200.00 euros a lo largo de la vida útil de la instalación, estimada en 25 años.

 

Requisitos para tener una casa autosuficiente:

Dónde y cómo orientar una casa autosuficiente

Uno de los primeros pasos para que una casa sea rentable por sí misma es saber dónde orientarla, para que el recorrido solar sea una ventaja durante todo el año. Luego distribuiremos habitaciones, puertas y ventanas para aprovechar al máximo el sol y la luz natural. Con esto buscamos minimizar energía, reducir o eliminar el uso de calefacción y refrigeración y ahorrar en el interior de la casa.

Un buen aislamiento

Una vez se construya la casa , uno de los elementos básicos a tener en cuenta es contar con un buen aislamiento, con una excelente calidad en carpintería, puertas y ventanas que evitan pérdidas innecesarias de calor en la vivienda. Según el IDAE, contar con unas ventanas de buena calidad y un aislamiento térmico adecuado reduce hasta un 70% de las pérdidas energéticas en el hogar.

¿Qué materiales utilizar?

Las casas autosuficientes, deben estar construidas con materiales ecológicos y renovables. Uno de éstos es la madera. Aunque también, debe tenerse en cuenta que hay materiales de duran muchísimo tiempo, como es el caso de la piedra, el cemento o el ladrillo, pero debemos asegurarnos antes que no liberan toxinas dañinas para la salud de sus huéspedes.

Placas solares

Aprovechar los recursos naturales es una de las bases de este tipo de casas autónomas. La Fundación Desarrollo Sostenible, en su sistema AOSS (Sistema de autosuficiencia eléctrica permanente), explica que mediante la instalación de placas solares fotovoltaicas, generamos electricidad durante las horas de luz solar que podemos consumir de forma instantánea y/o almacenar el sobrante en acumuladores. Cuando queremos consumir más de lo que estamos produciendo o cuando no disponemos de luz solar, este sistema extrae parte de la energía acumulada para completar la demanda que tengamos en ese momento.

Una buena gestión del agua

Aprovechar el agua de lluvia es tan fácil como recoger el agua a través de la cubierta del edificio y canalizarla hasta un depósito, según exponen en la web de certificadosenergéticos.com. Ahora bien es importante depurar el agua de lluvia, tanto si se utiliza para regar el jardín, lavar el coche o para consumirla y utilizarla para cocinar. También podemos recoger agua para el inodoro, pues uno convencional va a necesitar de entre 3 y 6 litros de agua por descarga. Para reducirlo, algunos especialistas hablan del váter seco, es decir, funciona sin agua y se sirve de la misma gravedad para conducir las deposiciones a un depósito para su compostaje.

Energía eólica, indispensable para una casa autosuficiente

Con 23.484 MW de potencia acumulada, la energía eólica ha sido la segunda fuente de generación eléctrica en España en 2018, según la Asociación Empresarial Eólica. La eólica evita la emisión de 25 millones de toneladas de CO2 cada año. La instalación de un aerogenerador para producir la electricidad de una vivienda se convierte en una alternativa eficiente, especialmente en aquellas zonas con bastante viento.

como conseguir una casa eficiente

 

Renovación de aires

Muchas casas autosuficientes tienen además instalado un sistema o tratamiento del aire. Su objetivo es conservar y mantener limpio el aire dentro de la vivienda para evitar que en la casa entre polvo y otros residuos contaminantes cuando se encuentran en las ciudades.

Casas de autoconsumo

Un estudio de OCU sobre Kits fotovoltaicos, demostró que el autoconsumo empieza a ser rentable y que la tecnología está ya madura, tratándose de sistemas muy fiables, y que se adaptan muy bien a las condiciones climatológicas de nuestro país. Los kits permiten ahorrar generando su propia energía o incluso, con el equipamiento necesario – baterías de acumulación – pueden desconectarse de la red eléctrica.

La misma OCU recomienda que para desenchufarse de la red y disponer de una casa autosuficiente es importante contar con un sistema de apoyo como un grupo electrógeno de gasóleo o un pequeño molino de viento para aquellos días con menos sol o cuando haya necesidades mayores de energía como en invierno.

Con estas bases, tienes más presente que la casa autosuficiente es una apuesta de futuro segura para mejorar el medio ambiente y ser más sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.