Gastos Comunidad vecinos

Los gastos de la comunidad de vecinos son un quebradero para muchas personas que ven como sube su importe cada cierto tiempo. Sin embargo, es posible actuar y tomar decisiones que supongan un importante ahorro.

Si bien es verdad que existen muchos tipos de comunidades de propietarios y no tiene nada que ver un edificio de tres plantas donde los vecinos se ocupan de todo, con una urbanización grande con jardines y piscina, siempre existe la posibilidad de conseguir algún tipo de ahorro en los gastos que genera para cada uno de los vecinos. Desde Vivienda Saludable te animamos a que revises estas cuestiones, pudiendo reducir algunos costes y apostar por soluciones más económicas:

  1. Elegir/revisar un buen seguro: Debe incluir todo tipo de coberturas, como servicios urgentes, grandes averías o necesidades cotidianas. Antes de contratarlo, conviene comparar precios. Además, si se elige la misma compañía para el seguro de la comunidad y para los seguros de hogar individuales de los vecinos, se pueden conseguir incentivos en la mayor parte de las compañías y evitar el pago de coberturas solapadas
  2. Apostar por la eficiencia energética: El agua, la electricidad o la calefacción representan la mayor parte de los gastos en cualquier edificio y con algunos cambios, se puede lograr un importante ahorro.
  3. Instalar bombillas led en las zonas comunes.
  4. Colocar detectores de presencia o movimiento.
  5. Instalar puertas y ventanas de altas prestaciones que aseguren un buen aislamiento térmico. Influirán directamente en el ahorro energético, tanto de la vivienda como del edificio, reduciendo los costes mensuales.
  6. Adecuar la potencia eléctrica contratada al uso real de la comunidad.
  7. Colocar relojes programadores y/o células fotoeléctricas para la iluminación exterior.
  8. Servicios de la comunidad: independientemente del hecho de elegir entre portero (que debe habitar en el edificio) o conserje, la opción más económica es contratar una empresa de servicios integrales, que pueda encargarse de la limpieza, mantenimiento, etc. Es la opción más sencilla porque no hay que hacer nóminas, pagar cotizaciones a la Seguridad Social, etc.
  9. Ahorro de agua: se puede proponer a la empresa encargada de esta tarea que utilicen agua reciclada para la limpieza de portal, pasillos o escalera. Y si hay zonas verdes, cuidado con el riego. Puede salir más rentable poner plantas y césped artificiales.
  10. Gastos del ascensor. Disponer de ascensor en el edificio supone tres gastos: el de mantenimiento, el del suministro eléctrico y el de la línea de teléfono. Las revisiones no hace falta hacerlas con la compañía de instalación, siempre se pueden buscar opciones baratas. En cuanto al coste eléctrico, es posible ajustar la potencia de modo que esté asegurado el suministro.
  11. Evaluar al administrador antes de contratarlo: en este caso, la partida puede ser más amplia si encuentras a una persona capaz de analizar los gastos vecinales y proponer buenas soluciones de ahorro. La otra opción es que uno de los vecinos se ofrezca como administrador, y si encima tiene formación en contabilidad o en finanzas, podéis ahorraros posibles gastos de asesoría en el futuro.
  12. Confiar en la tecnología: existen diferentes apps y aplicaciones cuya función es controlar mejor los gastos de la comunidad de vecinos.
  13. Involucrar a todos los vecinos: es muy recomendable que todos los propietarios e inquilinos os esforcéis por incorporar una serie de hábitos eficientes. Para ello, es fundamental lograr la proactividad y la concienciación de todos ellos.
  14. Subvenciones de ayudas: se pueden solicitar subvenciones para obtener ayuda económica en muchas necesidades del propio edificio, como tareas de rehabilitación, instalación de ascensores, mejorar la eficiencia energética…, etc. Es de suma importancia, ya que no tendrá que realizar la inversión completa cada propietario y además se ahorrará en mantenimiento mensual, ya que los nuevos sistemas tecnológicos son más eficientes energéticamente.

Al igual que es posible ahorrar en los gastos de nuestra vivienda, dedicando tiempo se pueden encontrar alternativas que nos permitan un desahogo a nuestros bolsillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.