Casa en miniatura

El nuevo modelo de casa pasiva, es un estándar que ha venido para quedarse por todos los beneficios que reporta no solo a las personas que viven en el inmueble, también a la sociedad y su entorno ya que cuida del medio ambiente y potencia la sostenibilidad. Por ello, todos los materiales se están adaptando a este nuevo modelo, fachadas, puertas...

Podemos afirmar, que la mayoría de nosotros vivimos en casas ineficientes es decir, tienen alto consumo de energía, la temperatura interior es inestable o irregular, el ruido entra por todos lados… ¿Por qué? Porque la manera de construir anterior solo tenía en cuenta la rapidez y los costes, por ello las casas aíslan lo que aíslan.

Este nuevo modelo, estándar passivhaus,  trae consigo la eficiencia a nuestros hogares y no solo es posible en nuevos edificios, también a través de la rehabilitación en viviendas ya existentes. Esta segunda vía, parece el nuevo planteamiento para que la construcción vuelva a ser lo que era y empiece a garantizar tanto a antiguos como nuevos compradores, todos los beneficios y calidades necesarias para vivir en casas con las mejores características en toda su estructura.

Edificio PREI RIVAS

Cada uno de nosotros, vivimos en zonas diferentes con características de clima distintivos cálido, frío, templado…

¿las casas pasivas solo son aptas en un clima determinado?

No, el estándar no determina un modelo fijo que seguir que no sea adaptable a todos los climas. Lo que determina es la reducción del uso de la energía en un 75 % , así la poca energía que emplean estos edificios se puede obtener a través de energías renovables. De esta forma, no se establecen unos productos o materiales, si no que a través de la optimización de los diferentes productos actuales y empleando técnicas pasivas conseguimos estos resultados inmejorables.

Viviendas sostenibles, viviendas verdes

Las casas pasivas se basan en cinco principios

Estos son aplicables a cualquier hogar, sea de nueva construcción o antigua, aunque los valores no serán los mismos podemos acercarnos a ellos. Estos principios son:

  • Un elevado,  aislamiento térmico de toda la envolvente: fachadas, cubierta y techo. Dependiendo del clima en el que nos encontremos aplicaremos un mayor o menor refuerzo.
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones. Estos elementos son uno de los puntos más débiles de cualquier vivienda. Lo principal es instalar materiales totalmente aislantes como el PVC que consigue las mejores condiciones de aislamiento junto con el vidrio adecuado, como un vidrio bajo emisivo.

En muchas ocasiones las formas de apertura, han traído problemas en este ámbito sobre todo si hablamos de puertas correderas. Sin embargo, con la evolución de los sistemas encontramos materiales que superan con creces los valores de aislamiento. Un ejemplo es el sistema corredera-elevadora PremiDoor 76 que debido a su forma de apertura en el que la hoja se eleva sobre sí misma consigue una hermeticidad insuperable. Además, permite alojar vidrios de grandes dimensiones con un movimiento fácil y ligero, consiguiendo así, eficiencia energética en nuestro hogar y accesibilidad ya que permite soluciones de paso para personas con movilidad reducida.Sistema PremiDoor 76

  • Un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor, es mucho más sencillo de lo que parece. Este sistema de ventilación permite que el calor generado por los elementos que forman la casa como por ejemplo, los electrodomésticos y  personas sea reaprovechado por el sistema precalentando el aire limpio que entra del exterior y expulsando el aire “viciado” de las estancias.
  • Eliminando corrientes de aire en el interior de la vivienda, que son las que hacen que la temperatura en el interior no sea la misma. Debemos cuidar al máximo puntos débiles de la vivienda, junto con aislamiento y refuerzo de juntas eliminamos este problema. Para cumplir con el estándar el test se lleva a cabo a través de la Blower Door cuyo resultado debe ser  inferior a 0.6 renovaciones de aire por hora.
  • Eliminar los puntos de pérdida de energía, eliminando los puentes térmicos que no solo se dan en huecos y fachada también, en puntos de unión de diferentes materiales, donde hay que reforzar el aislamiento y tratar de conseguir  una capa aislante continua.

Diagnostico estado vivienda

Estos principios, no son solo aplicables para las estructuras que buscan el certificado PassivHaus, pueden ser empleados en nuestras viviendas si lo que buscamos es aumentar el confort y el bienestar en el interior de nuestro hogar. Conociendo estos puntos, cualquier obra o reforma en la que nos veamos inmersos, exigiremos las mejores condiciones de aislamiento para conseguir la mejor calidad de vida posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.