Ordenar el trastero

Conseguir que tu trastero sea una estancia organizada y a la que puedas sacar todo el provecho que tiene es mucho más fácil de lo que parece, solo hay que seguir unos cuantos consejos.

La mayor parte de las viviendas incluyen ya trastero, un espacio muy útil pero al que no siempre conseguimos sacar todo su rendimiento. Muchas veces se convierte en una especie de “agujero negro” donde se acumula todo lo que nos sobra o que ya no usamos sin orden ni concierto.

Sin embargo, con un poco de tiempo y unas cuantas recomendaciones, es posible poner un poco de orden entre tanto caos.

Eso sí, antes de empezar esta tarea, y cualquiera que suponga poner orden en cualquier estancia de tu hogar, desde Vivienda Saludable te recomendamos que elijas un día en el que tengas suficiente tiempo, o que planifiques la tarea en varias jornadas. De este modo, no lo harás con prisa ni te agobiarás sino te ha dado tiempo.

  • Vacíalo por completo: puede suponer un gran esfuerzo para empezar, pero es la mejor manera de comprobar realmente de cuánto espacio disponemos y, especialmente, cuantas cosas estamos guardando -muchas de ellas a lo mejor inservibles-. Es el momento perfecto para hacer limpieza y donar aquello que ya no usamos desde hace tiempo. Es lógico querer guardar ciertas cosas que nos traen muchos bonitos recuerdos, pero debe imperar la lógica y un criterio de practicidad. Si no lo he usado durante mucho tiempo, ¿lo voy a hacer precisamente ahora?
  • Distribuye el espacio de manera inteligente: no importa el tamaño de tu trastero, siempre que le sepas sacar el mayor rendimiento. ¿Cómo? Instalando estanterías en las paredes, por ejemplo. Las metálicas son robustas y espaciosas, para colocar objetos pesados. Las de fabricadas con resina son más ligeras, ideales para objetos livianos. También se pueden poner colgadores para colgar cosas de las paredes o del techo, por ejemplo, una bicicleta. Y dos consejos extra: no te olvides de anclar las estanterías a la pared para evitar sustos y – si es posible- recuerda dejar un pasillo central que permita el acceso a todos los rincones del trastero.
  • Escoge un criterio para el orden. Puede ser de peso y tamaño: es decir, los objetos más contundentes que estén en los estantes inferiores, o en el suelo, y aquellos que pesen menos en los estantes o lugares más altos. O un criterio de frecuencia de uso: en la parte de más arriba y menos accesible, guardaremos los utensilios que usamos rara vez.
  • Cada cosa en su lugar: uno de los problemas más frecuentes cuando queremos recuperar algo del trastero es que no sabemos dónde está. Por eso, lo mejor es guardar todo en cajas (mejor si son trasparentes para ver su contenido), que deben estar herméticamente cerradas y con un cartel o etiqueta en cada una de ella indicando su contenido. Te recomendamos cubrir aquellos objetos más delicados con fundas de plástico, para evitar que el polvo o la humedad puedan estropearlos.
  • La limpieza es fundamental: con cierta periodicidad conviene hacer una limpieza a fondo en esta estancia con los productos adecuados. Ya que no hay que olvidarse que el trastero suele estar expuesto a las humedades o a la presencia de algún bicho indeseado.

 

Desde Vivienda Saludable te recomendamos que conviertas esta tarea en algo de lo que puedas disfrutar y no en una obligación poco apetecible, por ejemplo, poniendo tu música favorita de fondo. Y recuerda revisar lo guardado, por lo menos, un par de veces al año. Así evitarás que se vuelvan a acumular demasiadas cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.