cómo hacer cortinas

Las cortinas de nuestras ventanas no son solo un elemento decorativo, también aíslan del calor y del frío, ayudándonos a estar cómodos y a ahorrar en la factura de la luz.

Muchas veces, las cortinas que se venden no acaban de ser de nuestro gusto, o no tienen todo lo que deseamos. A veces encajan con el estilo, pero no aíslan, y a veces aíslan, pero no combinan con lo que deseamos. Por eso, hoy vamos a ver cómo hacer cortinas para las ventanas a nuestro gusto, y paso a paso.

Elegir el tipo de tela y su diseño

Hay multitud de tipos de tela para hacer cortinas. Lo ideal sería verlas en persona y elegirlas. Pero si no, una rápida búsqueda en Internet nos dará los resultados que queremos. Deberemos tener en cuenta la orientación de la ventana, el aislamiento que proporciona la misma y la luz y calor que entran por ella, sobre todo en verano.

Así, si entra poca luz quizá queramos aprovechar toda la luz posible con tela de gasa o visillo, o si por lo contrario queremos oscurecer el espacio optaremos por un tejido oscurante, opaco y aislante.

Si ya disponemos de un aislamiento adecuado para los meses de verano e invierno, no precisaremos un material específico y tendremos más opciones decorativas. En su día te dimos unos consejos para elegir cortinas, tenlos en cuenta.

Elegir el método que usaremos para colgar la cortina

Ahora debemos elegir cómo vamos a colgar la cortina. ¿Por qué? Porque eso va a influir en las medidas del paso siguiente. Suele haber tres métodos principales:

    • Mediante una barra: Es lo más decorativo. De la barra suelen colgar las anillas, o podemos perforar agujeros en la cortina y que la barra los atraviese.
    • Mediante un portavisillos: Es una barra en realidad, solo que más fina. Es mejor para cortinas pequeñas sin mucho peso.
    • Mediante rieles: Los rieles pueden quedar a la vista o no.

Tengamos en cuenta que no solo importa el método, sino cómo vamos a colgar las cortinas. Si usamos anillas que cuelgan, por ejemplo, la cortina quedará más baja que atravesado la tela con la barra. Este paso influirá mucho en el último, que es integrar el sistema de colgado en la cortina. Así que hemos de elegir bien según nuestra experiencia cosiendo, por ejemplo, presillas a la tela, o insertando anillas.

trucos para hacer cortinas

Medir bien la tela que necesitamos para hacer cortinas

Debemos tener en cuenta la ventana o puerta de balcón, pero sobre todo, el estilo que deseamos darle.
Hay quien prefiere que, independientemente de la ventana o puerta acristalada, las cortinas cuelguen del techo al suelo. Otros quieren, solamente, cubrir el hueco. Así pues, tendremos que medir el alto y el ancho de la siguiente manera:

Midiendo el alto de las cortinas:

Mediremos la altura que deseamos darle a la cortina y lo trasladaremos a la tela, añadiendo el tamaño del dobladillo superior e inferior que queramos darle. Una vez medido, añadimos 3 cm de seguridad. Siempre podremos cortar o esconder en el dobladillo lo sobrante, pero no añadir a lo que falte.

Midiendo el ancho de las cortinas:

Esto va a depender del ancho de la ventana o puerta (obviamente) y del tipo de tela elegido. Si la tela es muy fina, para que queden pliegues bonitos necesitaremos más tela que si esta es gruesa.
Esta guía nos puede ser útil:

    • Tela muy fina (gasa, etc): El ancho es la medida de la ventana multiplicado por 3.
    • Tela de grosor normal: Doble de ancho de la ventana.
    • Tela gruesa (arpillera, aislante grueso): Ancho de la ventana multiplicado por 1,5.

Una vez esa medida, añadimos 3 cm para el dobladillo lateral por cada lado.

Cortar la tela

No tiene mucho secreto. Si somos diestros con las tijeras, podemos usarlas.
También hay herramientas circulares de corte que nos pueden ayudar a un mejor acabado si no tenemos mucha práctica.

Coser los dobladillos

Llega el momento de coser los dobladillos laterales de la cortina y el inferior. Mientras lo estemos haciendo, hemos de calibrar y probar en el sistema de colgado. Coser el dobladillo superior dependerá del sistema elegido para colgar. Si es muy sencillo y no precisa agujeros en la tela, podemos coser ese dobladillo superior también en este paso.

Marcar con la plancha y sujetar con alfileres nos ayudará a que el paso por la máquina de coser sea rápido y limpio.
Haber dejado suficiente tela de margen para dobladillos nos permitirá ajustar y que las medidas del paso 3 no tengan que ser perfectas.

Integrar el sistema de colgado en la tela de las cortinas

Ahora, dependiendo del sistema elegido para colgar cortinas, habremos de integrarlo en la tela.
Hay algunos muy sencillos, como anillas de metal de las que cuelgan pinzas que «muerden» directamente las cortinas.
Otros consisten en coser presillas de tela en la cortina, que colgaremos de ganchos, o introducir anillas en el tejido, por las que pasará la barra de la que colgaremos.
Cada uno requiere más o menos habilidad y materiales adicionales.

Así que, si te has preguntado cómo hacer cortinas para la ventana tú mismo, sigue estos 6 pasos y podrás tenerlas a tu gusto, tanto en diseño como en materiales. Ten en cuenta que es una tarea sencilla pero requiere planificación y cuidado. ¡Ya verás que con las nuevas cortinas consigues un mejor aislamiento en casa!

cortinas para ventanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *