vivir con niños

Enchufes, lámparas, ventanas bajas, muebles al acceso de todos… Sí, una casa está llena de obstáculos para los más pequeños. Sabemos que vivir con niños puede resultar algo complicado y mantenerlos seguros es nuestra máxima prioridad, y por eso debemos poner una serie de medidas para que el hogar sea accesible para los hijos.

En Vivienda Saludable damos una serie de recomendaciones a fin de eliminar, en la medida de lo posible, los riesgos y peligros con el objetivo de disfrutar de una casa segura para vivir con niños.

Cómo tener una casa segura para vivir con niños

Según Facua-Consumidores en Acción, aproximadamente, el 80% de los accidentes se producen en la esfera privada, es decir, en el hogar y en las actividades de tiempo libre. Y los niños menores de cinco años son especialmente sensibles a sufrir este tipo de accidentes con mayor frecuencia. Evitar un posible accidente o una tragedia mayor está en nuestras manos, de manera que una casa segura es un lugar que salva vidas.

La temperatura ideal

Conservar nuestra casa con la temperatura ideal, tanto en verano como en invierno evitará que los niños se constipen. Tendemos a abrigarlos demasiado y a veces no es del todo bueno. Se recomienda, sobre todo, no calentar demasiado la habitación del bebé; ni abrigarlo mucho durante la noche, especialmente si tiene fiebre. En casa, lo ideal es bajar la temperatura a 16ºC durante la noche, pues según la OCU y el IDEA este gesto permite ahorrar un 13% respecto a mantener la calefacción encendida a 20ºC. En general, tener una temperatura entre 19º y 21ºC es suficiente para toda la familia.

Medicamentos y productos de limpieza alejados

Según el INT (Instituto Nacional de Toxicología), los principales productos implicados en las intoxicaciones de menores son los medicamentos, seguidos por los productos de limpieza, los cosméticos, y los productos del hogar. Y ocurren por vía oral en un 90% de los casos. Por lo que estas sustancias deben estar muy bien guardadas y fuera del alcance de los niños.

Cuidado con los muebles

Determinados muebles y electrodomésticos pueden ser altamente peligrosos al abrirse y cerrarse con facilidad y tener acabados en forma de punta. Los protectores de esquinas van perfectos porque se fijan en los cantos de los muebles e impiden que los niños puedan hacerse daño. Mientras que recomendamos aplicar los cierres multiusos que permiten bloquear armarios, cajones y puertas. Los cierres de seguridad deben estar en todas las casas con peques, pues también impiden que éstos accedan al interior de los armarios con facilidad.

Ventanas y escaleras no accesibles

Aunque tengamos una casa segura, cuando hay niños en el hogar debemos estar pendientes de todo. Los más peques exploran y recorren todas las estancias. Es momento de proteger los accesos a ventanas y escaleras, a través de mallas de seguridad en ventanas y balcones, y de la instalación de pequeñas puertas antibarreras.

El peligro de la electricidad y los enchufes

Los niños sienten especial debilidad por los agujeros. Y en más de una ocasión pondrán las manos en los enchufes. Una solución es esconderlos tras armarios o mesas para que no los vean, pero según Facua-Consumidores utilizar el protector de enchufe imposibilita que los niños puedan meter los dedos y objetos en él. Los hay que obturan el enchufe y sólo pueden quitarse mediante su propia clavija, y aquellos que permiten usar el enchufe sin tener que quitar el protector. Para el resto de productos relacionados con la electricidad, no está de más no dejar a la vista cables de los que pueda tirar un niño, desenchufar los aparatos que no se utilizan, evitar conexiones múltiples, y no desconectar la toma de tierra de un electrodoméstico.

seguridad con niños

Los riesgos de la cocina

Los principales escenarios donde se producen los accidentes en el hogar son la cocina, el cuarto de baño, el dormitorio, la sala de estar y el jardín. De manera que es importante mantener a los niños alejados de la cocina, y en el caso de que estemos con ellos para ayudarnos a cocinar, extrememos las precauciones no dejándolos solos en ningún momento. Una buena medida para evitar accidentes son las barreras para fogones, pues así los niños no llegarán a los quemadores.

Baños seguros

Especialmente cuando los hijos son muy pequeños, el baño puede presentar también ciertos riesgos. Antideslizantes en la bañera, seguros para la tapa del inodoro, termómetros de temperatura y evitar distracciones serán factores a tener en cuenta.

Muchos de los accidentes que suceden en casa con hijos se deben a las distracciones de los padres. No dejarlos solos y estar pendientes de ellos es la mejor protección.

casa segura para niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.