ideas de planes con niños para el estado de alarma

Estos días de cuarentena sin salir de casa se pueden hacer muy largos, sobre todo si tenemos niños y no sabemos cómo entretenerlos tantas horas. Por eso es muy importante que nos planifiquemos bien y le echemos imaginación, tratando de disfrutar de las posibilidades que nos ofrece nuestra casa. Así conseguiremos llevarlo y que lo lleven lo mejor posible. En Vivienda Saludable te dejamos una serie de planes con niños para estar como en casa en ningún sitio

Lo más fácil sería que se pasasen el día enchufados a un aparato electrónico (tablet, móvil, tele…), pero sabemos que esto no es lo más recomendable para ellos. No obstante, si tenemos que tirar de ellos en ciertos momentos (por ejemplo, si tenemos que teletrabajar y no podemos prestarles la atención que merecen), aparte de una amplísima variedad de dibujos animados, existen muchas aplicaciones educativas adaptadas a las distintas edades. Sobre las aplicaciones ya os hablamos en este post. También la tecnología es muy útil para que estén en contacto con la familia y amigos (por ejemplo, haciendo alguna vídeollamada al día), y así se sientan más cerca de ellos y no les echen tanto de menos.

Apuesta por la creatividad y el ingenio con los más peques

Pero dejando la tecnología a un lado, lo mejor que podemos hacer es hacer más que nunca uso de la imaginación. Ponernos en su piel y pensar qué nos gustaría hacer si fuésemos niños de nuevo y nos encontrásemos en esta situación. Tiraos al suelo con ellos, bailad, cantad, disfrazaros de todo aquello que se os ocurra (aunque haya que inventarse el disfraz con cosas de aquí y de allá), haced manualidades divertidas con cualquier cosa que haya por casa, preparad recetas sencillas, jugad a aquellos juegos que teníais olvidados en su caja o recuperad aquellos de toda la vida: las cartas, el parchís, la oca, las damas, el dominó, los dados, las chapas… seguro que les encantará jugar a los juegos que jugaban sus padres y sus abuelos de pequeños.

planes para pasar el tiempo con los niños

Otra idea que podemos llevar a cabo si le echamos un poco más de imaginación es montar una divertida gymkana por las diferentes habitaciones, esto les mantendrá ocupados un buen rato y además hará que hagan (y hagamos) ejercicio a la vez. Piensa en los elementos que hay en cada estancia y de qué manera los puedes organizar para ir superando pruebas.

En este sentido, es muy importante también que no dejen de hacer ejercicio ya que los niños están llenos de energía y necesitan la actividad física diaria y, además, así dormirán mejor por la noche. El ejercicio, por supuesto se puede integrar en los juegos que hagamos con ellos, aunque también se puede hacer, por ejemplo, yoga o pilates en familia. Les puede resultar divertido y original hacer los ejercicios que suelen hacer los mayores. Hay muchos vídeos en Internet sobre cómo hacerlo.

Recursos para entretener a los más pequeños

Si tenemos terraza, patio o jardín es importante que salgan todos los días para que les dé el aire y tengan un cierto contacto con el exterior, siempre y cuando la climatología lo permita, claro. Ahí podríamos integrar alguna actividad física como jugar a la pelota o al pilla-pilla, por ejemplo. Si no tenemos esa suerte, al menos nos debemos asomar al balcón o a la ventana un ratito todos los días con ellos.

Importante: establecer tiempos y mantener rutinas

Aunque es muy importante que jueguen y estén lo más distraídos posible, también tienen que saber que esto no son unas vacaciones y que tienen unas obligaciones, que en su caso principalmente es hacer las tareas que les han mandado en el cole, con el fin de que sigan avanzando, aunque no puedan ir a clase físicamente. Esto, por supuesto, depende de la edad del niño, no lo podríamos aplicar a niños de menos de 4 años, pero sí a todos los demás. Otra de las obligaciones que deberían tener es ayudar en ciertas tareas de casa, según su edad estas irán siendo cada vez un poco más complejas, pero siempre debemos tratar de hacérselas lo más amenas y entretenidas posible.

Y la mejor manera de ordenar todo esto que hemos dicho es creándonos un horario y que nos sirva al menos de orientación, siempre siendo flexibles y no exigiéndonos cumplirlo a rajatabla todos los días. Hemos de tener en cuenta que las circunstancias también son excepcionales para ellos y hay que tratar de ser flexibles y comprensivos porque también lo están pasando mal y están desorientados, mucho más aún que nosotros.

Un ejemplo de horario para un niño de 5-6 años podría ser este que nos manda Lucía:

horarios-niños-dibujo

En definitiva, para pasar este encierro en casa con niños de la mejor manera posible, no debemos olvidar:

  • Hacer buen uso de la tecnología y arriba la imaginación.
  • Hacer ejercicio físico y tomar el aire.
  • No estamos de vacaciones, también hay algunas obligaciones.
  • Establecer unas rutinas/horarios que sean flexibles.
  • Armarnos de paciencia y tratar de ponernos en su piel.

¡Ánimo! Pronto todo esto habrá quedado atrás y podremos volver a salir a la calle y disfrutar de nuestra añorada normalidad. Y a pesar de las circunstancias adversas recordad que como en casa en ningún sitio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.