decoración navideña económica

Uno de los primeros síntomas de que la Navidad se aproxima es que las calles de las ciudades ya se han engalanado con sus luces y decoración. En muchas casas es momento, también, de colocar nuestra propia decoración e irnos preparando para recibir una de las épocas más especiales del año.

Sin darnos cuenta la Navidad ya está a la vuelta de la esquina y, con el año que llevamos, no faltan las ganas de celebrar y de reunirnos, eso sí, siempre respetando las medidas de seguridad e higiene para evitar contagios y problemas. Y para festejar como merecen estos días tan simbólicos y entrañables nos gusta preparar nuestra casa y darle su propio toque navideño.

Desde Vivienda Saludable queremos darte una serie de recomendaciones e ideas para que puedas poner una decoración vistosa sin que se resientan tus bolsillos.

Trucos para una decoración navideña económica

  1. Revisa lo del año pasado: antes de lanzarte a comprar nuevos adornos, tomate un tiempo para mirar lo que tienes de otros años que, a buen seguro, te va a servir. Aprovecha para deshacerte de aquellos adornos que no están en buenas condiciones o reparar aquellos que tengan algún desperfecto mínimo.
  2. Pásate al DIY (Do It YourSelf): si quieres tener una decoración navideña única e irrepetible, anímate y confecciona tus propios adornos. Por ejemplo, usando cintas de regalos y velas de diferentes colores puedes crear bonitas combinaciones. Si lo tuyo es la costura, también puedes atreverte a confeccionar calcetines navideños: con un retal rojo de fieltro, una plantilla realizada con papel de periódico, tijeras, aguja e hilo y ¡voila! tu calcetín listo para llenar de regalos o caramelos.
  3. Aprovecha lo que te brinda la naturaleza: si te gustan las coronas de adviento, anímate a recoger algunas piñas y luego pintarlas con un spray dorado o plateado. Puedes combinarlas con bolas de Navidad o guirnaldas que tengas por casa, hojas de los arboles o palitos de madera. Estos elementos también pueden servirte como centro para decorar la mesa, con una bandeja de madera o cristal, una caja o una fuente plana como base.
  4. Implica a toda la familia: montar el árbol o colocar el Belén es un momento ideal para compartir entre toda la familia, además de tener así diferentes opiniones y puntos de vista. El final perfecto de ese tiempo compartido puede ser preparar algún dulce navideño.
  5. Mejor con luces LED: gastan un 90% menos de energía que las tradicionales, al estar integradas por mini bombillas de larga duración. Además, puedes colocarlas en las ventanas y balcones para dar un aire navideño al barrio y transmitir una sensación de bienvenida a sus visitantes. También se pueden colgar a lo largo de las estanterías, por encima de las puertas o bordeando los cuadros.
  6. Menos es más: los expertos en decoración coinciden en que es mejor colocar pocos adornos con mucha presencia que muchísimos pequeños, ya que puede quedar como un batiburrillo sin sentido o sobre cargar el espacio. La superficie de un aparador o de una cómoda puede ser todo el espacio que necesitas para decorar tu casa en Navidad. Además, para que el ambiente no resulte abarrotado, lo ideal es que escojas dos o tres colores para la decoración navideña. Y no te agobies si tu casa es pequeña y no hay espacio para un gran árbol como los que se ven en las películas. Un rincón de la vivienda puede convertirse en un gran espacio para colocar un mini árbol de Navidad. Y, sino se ve mucho, colócalo sobre una mesa auxiliar o una caja para que luzca como merece.

Confiamos en que, con estos consejos, puedas darle a tu hogar ese aire navideño tan especial con el que recibir a los tuyos en unas fiestas tan señaladas y esperadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.