decoración de cajones

El verano invita al cambio -de rutinas, horarios, hábitos de vida, etc.-, y a poner al día todo aquello que nos rodea. Nuestro hogar va a ser un fiel reflejo de este deseo de renovación, convirtiéndose en ese lugar donde nos gusta vivir. Para ello, le vamos a dar una segunda oportunidad a nuestros armarios y cajones, revistiéndolos con materiales y diseños tendencia, acordes con nuestros gustos e intereses. La elección de unos u otros dependerá de nuestro presupuesto y del estado de la superficie a personalizar.

Entre los materiales que encontramos para forrar armarios y cajones -disponibles en una amplia gama de colores, estampados y dibujos- nos gustaría centrarnos en tres, siendo los más habituales y frecuentes en cualquier vivienda: el papel pintado, el vinilo adhesivo y la tela. Ya no hay excusa para revestir, tanto el interior como el exterior de armarios de todo tipo: de melanina, empotrados, con puertas correderas, provistos o no de altillos, etc.

Sea como fuere, se recomienda seguir dos pautas a la hora de decorar cualquier mueble: combinar liso con estampado, buscando un acabado elegante, u optar por el contraste y la creatividad, apostando por diferentes estampados dentro de la misma gama de color.

Materiales para forrar armarios y cajones:

 

Papel pintado: fácil, cómodo y polivalente

Este material es fácil de aplicar, si se toman correctamente las medidas, y muy polivalente ya que se adapta a cualquier necesidad decorativa. Por lo tanto, es posible forrar un armario por dentro y/o fuera, decorar únicamente las puertas, los laterales o los altillos, en combinación con alguna cenefa o motivo de la estancia. Las posibilidades son infinitas y aquí detallamos algunas de ellas:
Los colores lisos aportan profundidad y luz al fondo de armario.
Los estampados con paisajes tropicales, flores, vegetación o fauna acapararán miradas en el comedor, salón o recibidor de la casa.
Los estampados discretos y neutros casan bien con habitaciones y dormitorios donde relajarse después de una intensa jornada laboral.
Motivos y formas geométricas que aportan un acabado retro muy actual.
Efectos tridimensionales que otorgan relieve a frontales e interiores de armarios.
Efectos textiles, aconsejados en fondos de armario y para revestir los cajones del mismo.

Vinilos adhesivos, aptos para cualquier superficie

Los vinilos adhesivos también son muy fáciles de aplicar, evitando que se formen molestas burbujas de aire. Se trata de un material opaco, muy adherente, provisto de una capa de laminado que lo vuelve resistente a golpes, roces, rayaduras y exceso de humedad. Por eso, se puede usar para forrar armarios de la cocina o del cuarto de baño, algo que no es posible con otros materiales. Además se puede adaptar a frontales, molduras, laterales e incluso pomos de las puertas si así se desea.

Los vinilos cuentan con numerosas ventajas, además de las ya mencionadas. Por ejemplo no amarillean con el paso del tiempo y no suponen un gran desembolso para nuestro bolsillo. Por si fuera poco, se pueden combinar de múltiples maneras. Enumeramos algunas ideas:

  • Efecto pizarra o calendario. Pensado para armarios de la cocina, despacho o habitación infantil, dejando constancia de cualquier anotación que nos parezca importante. Algunos simulan calendarios en los que planificar nuestro día a día.
  • Tonos pasteles de máxima actualidad. Los rosa, turquesa, azul cielo, gris perla, menta suave dotan de un aire suave y relajante a los armarios de cualquier estancia de la casa.

Colores vibrantes (rojo, coral, azul eléctrico) que concentren la atención visual en esa pieza de mobiliario. En este caso, será suficiente con aplicar vinilo únicamente en las zonas superior o inferior del armario para no cansar demasiado.
Efecto metalizado simulando acero inoxidable, que aporte un toque industrial a determinadas estancias.
Los clásicos vinilos blancos y negros que dan pie a combinaciones sofisticadas que no pasan de moda.

Telas para nuestros muebles

Entelar un mueble nos permite aprovechar aquellos retales favoritos con los que no sabíamos que hacer. La única condición es elegir telas resistentes, pero finas y flexibles que no den problemas cuando se enganchen con la cola específica, evitando la formación de posibles arrugas.

Las telas se recomiendan a la hora de forrar cajones o incluso cualquier fondo de armario, aportando un aire original y distinto al resto. Imaginación al poder, ya que se admiten todo tipo de estampados, motivos y acabados.

En definitiva, el DYT o Do It Yourself es uno de los hobbies favoritos del verano y podemos empezar por transformar nuestros armarios y muebles favoritos.

 

telas para decorar muebles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.