ventanas aislantes

Cuando se apaga la calefacción y, al paso de las horas la casa está fría, es porque las ventanas no aíslan bien. Según el IDAE (http://www.idae.es/), contar con unas ventanas de buena calidad y un aislamiento térmico adecuado supone la reducción de hasta un 70% de las pérdidas energéticas en el hogar. Además, ello contribuye a mejorar la salud y el bienestar de sus habitantes porque se mantiene una temperatura estable y vemos cómo nuestra factura de la luz también se reduce.

Para saber si tenemos las ventanas bien aisladas, lo entenderemos mejor con un ejemplo claro: Un hogar gasta de media sobre 775 euros al año en calefacción, si la vivienda está mal aislada y se pierde un 15% del calor, gastamos más de 115 euros cada año por este problema. De ahí que sea tan importante contar con un buen aislamiento térmico. En este artículo aprenderemos a saber cuándo están las ventanas bien aisladas para evitar gastos innecesarios.

 

¿De qué depende un buen aislamiento térmico y acústico?

La capacidad de aislamiento de una ventana depende del nivel de aislamiento del perfil y del vidrio. El valor U mide el intercambio de temperatura que se produce entre el interior y el exterior de la ventana y, cuanto menor es el valor U de perfil y vidrio, mayor capacidad de aislamiento tiene la ventana.

La elección de los materiales

Si son de calidad tendremos más posibilidades de que nuestra casa esté bien aislada y no pierda energía ni gastemos más de lo normal. El PVC es uno de los mejores materiales. Es un material no conductor y aislante natural, y según la OCU, la mejor opción para los cerramientos. De hecho, la misma IDAE establece que la instalación de carpinterías de PVC, junto con un vidrio bajo emisivo, puede suponer un ahorro en el consumo de energía de una vivienda de hasta un 70%.

 

Cómo debe ser el vidrio

Otro aspecto fundamental a la hora de tener en cuenta el aislamiento de las ventanas es el vidrio. Es importante destacar que una gran parte de los vidrios instalados deben tener espesores de uno 6 mm, la propia OCU vuelve a aconsejar como mejor opción el cerramiento con cámara de un espesor a partir de 4 mm. También hay vidrios con tratamiento acústico, indicados para entornos ruidosos. Con un acristalamiento adecuado logramos mejorar nuestra calidad acústica, y de paso, la calidad de vida.

 

El nivel de hermeticidad

Está claro que una ventana hermética garantiza un mejor aislamiento. Para esto comprobaremos la permeabilidad o cantidad de aire que suele pasar por ella y también la capacidad para resistir la penetración de agua.

 

Cómo diferenciar unas ventanas bien aisladas

Comprobar materiales

Si hemos visto que el PVC y muchos otros materiales de calidad son más resistentes, lo tenemos fácil viendo de qué materiales están hechas nuestras ventanas. Con esto podemos saber cuál es la causa de que se escape el frío o el calor.

 

La casa no se calienta

Cuando la casa en general, o una o varias habitaciones no se calientan o se enfrían como es debido, es posible que tengamos un problema de aislamiento en las ventanas.

 

Condensación

Otra manera de saberlo es viendo si en los cristales de las ventanas hay condensación. Esto también es un problema que se mitiga con buenos aislantes y materiales en las ventanas de nuestro hogar.

 

ventanas aisladas

Sonido del viento

Seguramente tus ventanas no tendrán un aislamiento perfecto si están cerradas pero escuchamos el viento a través de ellas.

 

Ruido en general

De la misma manera que con el viento, el ruido impide que podamos gozar del confort y el descanso necesarios en casa. Si oímos mucho más ruido de lo normal es que el cerramiento no cuenta con una cámara de espesor adecuada y necesitamos un aislamiento sonoro para gozar de bienestar.

 

Consultar la certificación energética

En muchos edificios nuevos podemos consultar la certificación energética y comprobar la calidad de los aislamientos de la vivienda.

 

Marcado CE

Otro elemento identificador y que nos dirá mucho de si realmente estamos bien protegidos en casa es el marcado CE, algo obligatorio en las ventanas, que indica cuáles son los valores de aislamiento, permeabilidad y resistencia.

 

Por qué optar por unas ventanas bien aisladas con perfiles Kömmerling

Las ventanas con perfiles Kömmerling aportan buenos valores de aislamiento térmico y sonoro por sus materiales, al emplear el PVC. Incluso solo con un 30% de material reciclado, el PVC dispone del mejor balance ecológico con el menor consumo de energía y las emisiones de CO2 más bajas.

Las ventanas de PVC Kömmerling tienen una vida útil de más de 50 años. Al desecharlas, más del 95% se recicla y reincorpora al proceso productivo. Están diseñadas para maximizar el aislamiento, por eso están preparadas para incorporar vidrios con tratamiento acústico. También invierten en mejorar sus sistemas para optimizar la reducción acústica y las ventanas con estos perfiles llegan a reducciones reales de hasta 45db.

 

ventanas bien aisladas

 

Ahora que ya sabes diferenciar unas ventanas bien aisladas, es el momento de empezar a ahorrar en tus facturas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.