buena temperatura en invierno

Encender la calefacción es un buen remedio para calentar la casa en invierno, pero consumimos mucha energía, gastamos dinero y no beneficiamos al medio ambiente.

Usar sistemas eléctricos representa un gasto en la mitad de la factura de la luz (un 46%) a la hora de aportar calor a nuestra casa. Además, no todo el mundo puede permitirse tener calefacción. Según datos del Observatorio de la Sostenibilidad, uno de cada diez hogares españoles carece de medios suficientes para alcanzar una temperatura adecuada en los meses de frío. Por ello es mejor que aprendamos algunos trucos para mantener la casa con buena temperatura en invierno sin que la factura del gas y la luz se dispare. Se trata de consejos para ser más eficientes.

Cómo mantener tu casa con buena temperatura en invierno

Bajar las persianas por la noche

Mantener la casa caliente y ahorrar energía no es tan complicado. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía explica que, entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción se deben a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Así, basta con cerrar las persianas y las cortinas por las noches para minimizar estas pérdidas.

Aprovechar la luz del sol

En España contamos con muchas horas de sol durante el año. Esto es una suerte y debemos aprovecharlo. Tan solo cabe recordar que el sol es gratis, por lo que cuando hace un buen día es el momento de abrir persianas y hacer que los rayos del sol entren por las ventanas. Ventilar está bien, pero es mejor no abrir todas las ventanas (y sólo hacerlo durante 5-10 min) porque la temperatura exterior sigue siendo más baja que la interior.

Utilizar las cortinas

Una vez ya hayamos cerrado las ventanas, entonces es el momento de usar las cortinas porque no son un simple adorno decorativo. Para que el calor no se escape por las ventanas es mejor vestirlas con cortinas de tejido grueso o bien con forro térmico al ser mucho más confortables.

cortinas para el invierno

Controlar la humedad ambiental

Para regular esta humedad debemos saber que, como norma, no debe superar el 60% porque, de lo contrario, la sensación de frío aumenta. Se recomienda, entonces, hacer uso de los deshumidificadores que pueden dejarse en las habitaciones.

Ajustar termostatos

No podemos tener abierta la calefacción todo el día porque supone un gasto energético muy importante, pero sí podemos ajustar los termostatos. Bajaremos la temperatura a 16ºC durante la noche, pues según la OCU y el IDEA este gesto supone ahorrar un 13% respecto a mantener la calefacción encendida a 20ºC. Si bien la sensación de confort será subjetiva, tener una temperatura entre 19º y 21ºC es suficiente para la mayoría de personas. Además para mantener la temperatura de toda la casa, otra opción es cerrar las puertas de ciertas habitaciones, pues evita que el aire frío se distribuya por el resto de la casa.

Alfombras en los suelos

Otro punto de decoración pero que sirve esencialmente para dar calor en los suelos son las alfombras. El suelo suele tener una pérdida energética muy grande, y por ello se recomienda el uso de soluciones textiles como las alfombras, que suelen conservar las altas temperaturas. Si nuestra casa es muy fría, podemos optar por aplicar suelos más cálidos, como la moqueta y el parqué en detrimento del mármol o las baldosas.

Calor contra las paredes frías

Para mantener una buena temperatura en las habitaciones, podemos forrar las paredes con madera, telas o bien otros materiales.

Un buen aislamiento

Gran parte del calor y el frío interior se va porque las ventanas y las puertas no están correctamente aisladas. Contar con ventanas con un alto aislamiento térmico reduce hasta en un 25% las pérdidas de calor. Con ello ahorramos dinero y energía, ya que, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes, las rehabilitaciones térmicas pueden llegar a representar un ahorro energético de entre el 20 y el 50%. En puertas o suelos siempre podemos hacer uso de burletes adhesivos de silicona o de caucho, y cubrir fugas con masilla o silicona.

casa caliente en invierno

Como veis los trucos que os recomendamos para mantener una buena temperatura en invierno son sencillos y fáciles de poner en práctica. Os aconsejamos estudiar todos los puntos y poner en marcha las mejoras antes de que lleguen los meses más fríos del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.