consejos para ahorrar en casa en verano

Tanto si te vas de vacaciones como si te quedas en casa este verano, es fundamental ahorrar dinero y energía para llegar a fin de mes y no contaminar el medio ambiente. Existen sencillos trucos como por ejemplo mantener la temperatura del aire acondicionado sin que se nos dispare la factura de la luz. Anota estos consejos para ahorrar en tu casa en verano.

 

Trucos para ahorrar en tu casa este verano

El consumo silencioso

El llamado consumo silencioso de los aparatos que están apagados, pero encendidos, es decir, enchufados, sale más caro de lo que parece. Según datos de la OCU; es necesario apagar del todo aquello que se queda en stand-by, ya sean televisores, ordenadores u otros, pues permite ahorrar un 10% de todo lo que consumimos. Para un consumo medio (3.500 kWh/año) esto son 52 euros de ahorro. Si nos vamos de vacaciones, hay que desenchufarlos todos.

Cómo utilizamos el ventilador

Si no tenemos aire acondicionado o bien ocupa una parte de la casa, los ventiladores nos ayudan en días de excesivo calor. El IDAE recomienda usar el ventilador, preferentemente de techo, ya que puede servir para conseguir un confort suficiente: producen una sensación de descenso de la temperatura de entre 3ºC y 5ºC, con un consumo de electricidad muy bajo.

Uso responsable de los electrodomésticos

Usar con inteligencia los electrodomésticos es la mejor manera de ahorrar en el interior de la casa también en los meses estivales. La OCU aconseja elegir los programas que funcionan a temperaturas bajas. Por ejemplo, la lavadora debe hacerse a temperaturas entre 40ºC y 60ºC porque implican un ahorro del 40% en luz. Los lavavajillas con programas Eco funcionan a unos 50ºC y es importante cuidar bien dónde instalamos el frigorífico, siempre alejado de las fuentes de calor, con espacio suficiente. El IDAE apunta a que si durante el verano vamos a estar ausentes una temporada larga, es recomendable apagar la nevera, ya que se estima que requiere casi el 19% de la electricidad consumida total de un hogar medio.

ahorrar con los electrodomésticos

Tender al aire libre

Las altas temperaturas favorecen que el secado de la ropa sea casi inmediato. Así nos ahorramos el uso de la secadora que consume mucha energía. Colgar la ropa en el tendedero al aire libre es una ventaja que nos permitirá ahorrar.

Casas más fresquitas

En las horas centrales del día, deberemos cerrar cortinas y bajar persianas cuando el sol da de forma directa en nuestras ventanas, así tendremos la casa más fresca en verano. Los agentes del sector recomiendan instalar toldos y parasoles para que den sombra en gran parte de nuestra casa. Por supuesto, ventilaremos la casa a primera hora de la mañana y por la noche.

El consumo de aire acondicionado se dispara en verano

Las olas de calor y las altas temperaturas hacen que el gasto en aire acondicionado en verano sea alto y no puedas ahorrar en tu casa. Un informe de la International Energy Agency muestra que, si no se controla, la demanda mundial de energía de aires acondicionados se triplique para 2050. El stock global de aires acondicionados en edificios crecerá a 5.600 millones en 2050, frente a los 1.600 millones de hoy en día, y según el informe representa una quinta parte de la electricidad total utilizada en edificios en todo el mundo.

 

¿Qué hacer para reducir el  consumo  del aire acondicionado?

Termostato

El IDAE establece que a la hora de poner en marcha el aire acondicionado, no hay que ajustar el termostato a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y provocará un consumo excesivo e innecesario.

Mantenimiento

Es necesario un mantenimiento adecuado de estas instalaciones, como limpiar el filtro del aire o hacer un chequeo anual, esto sirve para que no pierda su capacidad y no derroche energía.

Eficiencia

Elegir un equipo con una buena eficiencia energética, como la letra A, acompañada de “+” y el color verde, son indicativos de un aparato eficiente energéticamente. Adquirir un electrodoméstico eficiente, con un indicativo A+++, supone un ahorro de hasta un 40%, según la Asociación de Consumidores de Energía ANAE.

Temperatura

La temperatura correcta, según el Ministerio de Industria, estaría en 24º aunque según diversos estudios, lo más idóneo sería aumentarla hasta los 26º. Cada grado que disminuyamos en nuestro aire acondicionado aumentará su consumo un 8%, si la mantenemos a 26º y no a 24º conseguiremos ahorrar en torno a un 16% de su consumo. ANAE establece que cuando las temperaturas suben en el exterior por una ola de calor, el truco para adaptar nuestra temperatura será restarle 12º a la temperatura que hace fuera de casa. Si en el exterior hay 40º, la temperatura del interior deberá ser de 28º.

Aplicando todos estos consejos, nuestra casa será más eficiente, consumiremos menos energía y podrás ahorrar en tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.