limpiar el horno

Una de las cosas que más pereza nos da es limpiar el horno o la campana extractora de la cocina. Pero si no lo hacemos de forma asidua, la grasa se acumula y puede acabar siendo fuente de suciedad y bacterias. Estos tres electrodomésticos son básicos para el día a día en casa, por tanto, una buena limpieza es fundamental. ¿Sabes cómo se limpian de forma correcta?

En este artículo aprenderemos a limpiar el horno, la campana extractora y la placa de inducción de la cocina. ¡Es muy sencillo! Sigue todos los pasos que te proponemos a continuación.

Cómo limpiar el horno, la campana extractora y la placa de inducción

Eliminar la grasa del horno

Tras el uso del horno es importante hacer un repaso por fuera y por dentro para que quede impecable, y cuando tengamos más tiempo, lo limpiaremos exhaustivamente.

    • Dejaremos que el horno se enfríe si se ha utilizado previamente para limpiarlo.
    • Primero retiraremos los restos de alimentos que hayan podido caer dentro del horno, algo bastante común en este tipo de electrodomésticos.
    • Luego utilizaremos una bayeta o estropajo suave con el fin de limpiar sin rallarlo ni deteriorarlo.
    • Aplicaremos al interior del horno una pasta a base de agua y bicarbonato.
    • Dejaremos las rejillas y las bandejas en remojo en agua caliente con lavavajillas.
    • Esperaremos casi una hora para que el bicarbonato actúe en el horno y luego lo retiraremos.
    • Aplicaremos un quitagrasas en caso necesario.
    • Después podremos limpiarlo por fuera.

Limpieza de la campana extractora

En este caso, también debemos acabar con la grasa acumulada, y limpiar por fuera y por dentro toda la campana, así como tener en cuenta los filtros que son nidos de suciedad.

    • Primero desmontaremos la campana extractora, asegurándonos de que está fría.
    • Luego la limpiaremos por dentro. Un truco es dejar una cazuela con vinagre durante una hora aproximadamente, con el fin de que el vapor suba y limpie fácilmente los motores interiores.
    • A la hora de limpiar los filtros, se pueden meter en el lavavajillas directamente o bien, si están muy sucios, dejarlos en remojo con agua y desengrasante.
    • Para finalizar, toca limpiar el exterior de la campana extractora. Lo haremos simplemente con un trapo y un poco de agua, y desengrasante en caso necesario.

limpiar la campana extractora

Cómo limpiar la placa de inducción

Hay electrodomésticos más delicados que otros. En este caso, debemos tener un especial cuidado con el mantenimiento de la placa de inducción. Se recomienda limpiarla tras cada uso y con los productos adecuados.

    • Apagamos la placa y nos aseguramos que esté fría ante de limpiarla.
    • Utilizar productos específicos para este electrodoméstico con el fin de no dañar la placa.
    • Aplicamos el producto por la superficie de cocción y pasamos un papel de cocina. Dejaremos que penetre.
    • Cuando hay manchas secas sobre la placa, entonces podemos pasar un cubito de hielo y el rascador especial de vidrio. Debe ser un modelo compatible con diferentes placas, algo que ante la duda, preguntaremos siempre a los especialistas.
    • Podemos repasar la placa con un paño suave con productos específicos o bien un poco de limón y vinagre.
    • Limpiaremos el marco de la placa a base de agua caliente con jabón.
    • Se recomienda no utilizar productos abrasivos, ni detergentes de lavavajillas, ni tampoco espartos metálicos para no rayar la superficie.

limpiar la cocina

Recuerda que es aconsejable no esperar a que la campana extractora, la placa de induccción o el horno se llenen de grasa. Conviene dar, aunque sea un rápido repaso, tras cada utilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.