limpiar y conservar ventanas de madera

Las ventanas de madera, con su capacidad aislante y su estilo elegante, son una buena elección para muchas casas.

Ya vimos en su día las ventajas y desventajas de las ventanas de madera y, si te has decidido por unas, hoy te explicaremos cómo limpiar y conservar ventanas de madera muy fácilmente.

Cómo limpiar y conservar ventanas de madera

Ten muy en cuenta la ubicación de las ventanas de madera

¿Cada cuánto debes mantener y limpiar las ventanas de madera? Depende de la ubicación de las mismas.
Por ubicación se entiende, para empezar, el lugar geográfico. No es lo mismo el clima soleado de Valencia que el lluvioso de Galicia. Pero, a efectos prácticos, también nos referimos a la orientación de las ventanas de madera.
Aquellas situadas con una orientación sur, directa o indirecta (sureste y suroeste) se verán más sometidas a desgaste, con lo que será más necesario un esfuerzo de conservación con ellas.

La importancia de un buen recubrimiento

La clave, tras instalar las ventanas de madera, es darles una buena capa de barniz para exteriores. Eso hará que queden protegidas de los rayos ultravioleta del sol y se aporte una barrera impermeable, que las cuide de la lluvia.
Además, también les otorgará una resistencia anti manchas y las hará más fáciles de limpiar, sin necesidad de tener tanto cuidado en el procedimiento.
Sin embargo, incluso el mejor barniz protector se acabará desgastando con el tiempo, especialmente si se ve sometido a los elementos.
Ahí es donde entra el cuidado de la ventana de madera, teniendo que aplicar de nuevo capas de barniz protector para maderas exteriores.
Encontrarlo no es difícil, pero no podemos aplicarlo de nuevo tal cual. Antes, deberemos limpiar y preparar la ventana de madera.
¿Cómo? Así.

Cómo limpiar y conservar las ventanas de madera

Cómo limpiar las ventanas de madera

Limpiar ventanas de madera hará que estén siempre perfectas, o será el paso previo a mantenerlas con otra capa de barniz, porque la anterior ya se ha desgastado.
Además, la limpieza es importante porque, cuanto más a menudo la limpiemos, menos necesitaremos aplicar otra capa de barniz. A la intemperie, se irán acumulando elementos y suciedad que degradarán el recubrimiento inicial de protección y penetrarán en la madera.
Para limpiar una ventana de madera:

a.Usa un pincel o brocha suave para quitar la primera capa de polvo y suciedad.

b. Pasa un paño humedecido de agua templada para limpiar bien tras la primera pasada de brocha. Cuida las esquinas y los lugares donde se acumule la suciedad.

c.Si hemos dejado pasar mucho tiempo, podemos limpiar con jabón neutro o detergente suave en el agua templada.

d.Busca posibles grietas. Deberías sellarlas con masilla que encontrarás en tiendas y grandes superficies de bricolaje.

e.Si la grieta es muy profunda, es posible que tengas que aplicar un par de veces, dejando secar entre aplicaciones y lijando finalmente para igualar.

f. Después, cubre la ventana con una nueva capa de barniz protector que, además, dará la misma tonalidad a toda la ventana de madera.

Cómo cuidar ventanas de madera

Además de la limpieza, deberás ver si ha saltado parte del barniz, o si la acumulación de elementos y tiempo ha degradado la capa protectora.
En ese caso, deberás hacer una limpieza a fondo de la ventana, siguiendo los pasos anteriores, y aplicar una nueva capa que restaure la impermeabilidad y la protección ante los rayos ultravioleta del sol.
Si el barniz se ha degradado demasiado y una capa directa quedará irregular, podremos lijar muy suavemente para igualar y preparar la superficie.

Como ves, limpiar y conservar ventanas de madera no es difícil si lo hacemos a menudo y vigilamos la aparición de grietas y pérdida de barniz. Y recuerda, también dimos una serie de consejos para mantener ventanas de todo tipo, para que siempre luzcan impecables.

Cómo limpiar y conservar las ventanas de madera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.