Plantas en vacaciones

Todos los años ocurre lo mismo, no saber qué hacer con las plantas o los huertos urbanos cuando llegan las vacaciones. Si no tenemos a nadie que pueda ayudarnos en nuestra ausencia, aquí os dejamos algunas técnicas con las que nuestras plantas se mantendrán perfectas.

Para todos aquellos que adoran tener plantas naturales en casa durante el año, la llegada de las vacaciones puede traer consigo más de un quebradero de cabeza. Eso, y el miedo de que al volver a entrar por la puerta, nuestras plantas se hayan marchitado. La solución más recurrente siempre ha sido dejarle las llaves de casa a una vecina o un familiar que pueda echarnos una mano. Pero, ¿y si esto nos es imposible? ¿Qué podemos hacer con nuestras plantas?

En Vivienda Saludable hemos recopilado algunos consejos o trucos con los que poder regar nuestras plantas mientras estamos de vacaciones. Trucos que también podemos usar si tenemos un pequeño huerto urbano. ¡Y una sugerencia antes de entrar en materia! Será más fácil si dejamos todas nuestras plantas juntas, en un punto fresco de casa y al que le de la luz (es fundamental no dejar nuestras plantas a oscuras).

Solo me voy un fin de semana

Si tus vacaciones son una escapada de un par de días, la solución a veces es tan sencilla como regar nuestras plantas abundantemente antes de irnos. No se ahogarán y el agua les durará varios días. Otro truco que muchos ya habréis visto, es llenar un recipiente con agua e introducir un cordón de algodón entre el cuenco y la maceta (un cordón de zapatilla es ideal).

Entre 4 y 7 días de escapada

En este caso ya no nos sirve regar abundantemente nuestras plantas, sino que tendremos que recurrir a otro tipo de soluciones. Una opción casera es generar nuestro propio sistema de riego por goteo. ¿Cómo? Podemos coger botellas de agua, hacerles un pequeño agujero en el tapón con una aguja e introducirlas boca abajo en la maceta. Según el tamaño de la botella nos durará más o menos (podemos incluso pasar 15 días fuera y nuestras plantas estarán perfectas).

Este mismo truco podemos llevarlo a cabo de una forma algo menos casera, adquiriendo unos pequeños “conos” a los que se les enrosca la botella.

15 días de viaje

Cuando nuestro viaje ya es algo más largo, los trucos caseros empiezan a quedarse cortos. En el mercado podemos encontrar sistemas de riego económicos y pequeños, que serán útiles tanto para nuestras plantas como para un pequeño huerto. Además, los hay que incluyen un pequeño aparato para poder programarlo y decidir en qué momento del día queremos que se active el riego. En esta misma línea los hay mucho más grandes e incluso que funcionan con energía solar (muy útiles si tenemos una gran cantidad de plantas y se van a quedar en la terraza).

Otras opciones son las macetas con autorriego, que llevan un compartimiento para el agua y automáticamente se encargan de ir suministrándola. Estas macetas pueden ser bastante útiles si viajábamos bastante a menudo y se convierten en la maceta base de nuestras plantas. (Permiten dejar nuestras plantas solas entre quince días y un mes y medio, según el tamaño).

La última solución de la que queremos hablaros es del agua en gel, una especie de cubitos que se ponen en la parte superior de la maceta y que se irán deshaciendo con el tiempo (duran unos 15 días). Si no queréis comprarlos, en internet encontraréis formas caseras de elaborar estos cubitos.

Esperamos que todos estos trucos y consejos os ayuden a mantener sanas y salvas vuestras plantas durante este verano. 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.