reducir el coste de las facturas

El gasto medio por hogar en España sigue aumentando. Según el INE, este gasto experimentó un incremento del 2,3%, en 2018, y el 30,7% de este corresponde a gastos por agua, electricidad, gas y otros combustibles.

El gasto medio por hogar en España sigue aumentando. Según el INE, este gasto experimentó un incremento del 2,3%, en 2018, y el 30,7% de este corresponde a gastos por agua, electricidad, gas y otros combustibles. Estos datos reflejan que es importante reducir el coste de las facturas mensuales. Os damos algunos consejos para poder hacerlo.

Consejos para reducir el coste de las facturas en casa:

Ajuste de los termostatos

Una solución, según la OCU, para reducir la cantidad de energía que desprendemos en nuestro hogar es ajustar los termostatos de los aparatos de calefacción y aire acondicionado. Por ejemplo, tener la casa a una temperatura de 21º en vez de 24º puede reducir el consumo energético un 20%.

Instalar termostatos en cada radiador

Los termostatos permiten aportan un calor o frío adecuado en cada estancia, según la estación del año. Con ellos se puede ahorrar entre el 8% y el 13% de consumo de cada radiador. Los más recomendables son los que se pueden programar, debido a que a la larga ofrecen un ahorro considerable. Por ejemplo, bajar la calefacción cuando no estamos en casa y subirla cuando vamos a llegar.

Invertir en aislamiento térmico de la vivienda

El gasto en calefacción y aire acondicionado suele subir considerablemente por falta de un buen aislamiento térmico. Si la vivienda está mal aislada y se pierde por ejemplo un 15% del calor, gastaremos más de 115 euros cada año. Según el IDAE, contar con unas ventanas de buena calidad y un aislamiento térmico adecuado reduce hasta un 70% las pérdidas energéticas en el hogar. Por tanto, invertir en ello nos va a salir muy rentable.

Por un lado podemos optar por cambiar las ventanas por aquellas de doble cristal y también pensar en materiales más resistentes y mejores como el PVC. Una ventana hermética garantiza un mejor aislamiento. Mientras que los marcos de las puertas también pueden ser responsables de que el calor se vaya, de manera que pondremos especial atención en la puerta de entrada.

Reguladores de agua

Es otra de las opciones que tenemos actualmente para reducir el coste de las facturas. La OCU recomienda que podemos cerrar el grifo mientras nos enjabonamos o nos lavamos los dientes, y también instalar grifos con limitadores de caudal o cisternas con doble descarga. Notarás como baja la factura a final de mes.

Nuevos termos

Todo evoluciona y, con el fin de contribuir a que este Planeta sea más verde, los nuevos termos tienen una función automática de activación, según los hábitos de utilización del usuario. Así se consigue la temperatura ideal en función de la demanda de agua caliente de cada usuario. Con esto termos, podemos no solamente experimentar un buen confort sino ahorrar hasta un 20% en el consumo eléctrico.

Tipo de luz

La luz es una de las necesidades más importantes de un hogar. De hecho, supone una quinta parte de nuestro consumo eléctrico total. La luz blanca es la más adecuada para el ojo humano, pero otros colores de luz generan otros ambientes más cálidos. El IDAE indica que las lámparas fluorescentes consumen un 80% menos de electricidad que las incandescentes para la misma emisión luminosa y tienen una duración entre 8 y 10 veces superior. Mientras que las LED son un gran avance, al tener una eficiencia energética de unos 50 lm/W, mejor que la incandescencia, y un enorme ahorro en dinero y energía.

Con estos pequeños gestos no solamente ahorraremos en la factura mensual, sino que gastamos menos energía y mejoramos el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.