Reciclar correctamente en el hogar

El reciclaje es una de las mejores maneras de aportar nuestro granito de arena para cuidar el medio ambiente. ¡Aprende las claves para hacer un buen reciclaje en la vivienda!

Lo primero que debes tener claro es que el reciclaje en una vivienda no es una tarea ardua que precise de mucho esfuerzo y dedicación, simplemente es un hábito que se crea con el objetivo de ayudar al medio ambiente.

En este sentido, todos los habitantes de la vivienda debéis asumir el compromiso de reciclar, de lo contrario va a ser una misión imposible. Convence a cada una de las personas que viven contigo, ya sea tu pareja, tus hijos o tus amigos, de lo importante que es el reciclaje y de que lo lleven a cabo. Como sabes, para reciclar tendrás que separar los distintos tipos de basura que se generan en tu vivienda.

Instrucciones para un correcto reciclaje

Aunque ya os preparamos un didáctico artículo sobre esto, nunca está de más recordar que los colores de recolección son: azul para el papel y el cartón (menos el papel de fotografía, con pegamento, plastificado o papel sanitario), amarillo para las latas y plásticos (a excepción de los envases de medicamentos o de cosméticos), verde para los vidrios (las botellas deben tirarse sin tapas metálicas o plásticas) y gris para el resto de residuos.

Intenta establecer un lugar concreto para el reciclaje, tener marcada cada cesta correctamente con una lista que especifique la clase de materiales que se deben verter en ella para simplificar el proceso, y vigilar durante los primeros días que cada miembro de la vivienda está reciclando correctamente y tiene claro dónde va cada material. Una vez que tengas bastante material reciclado, tíralos en el contenedor correspondiente.

Otras formas de reciclaje

Por otra parte, existen otras formas de reciclar en la vivienda que no te costarán apenas esfuerzo:

1. Aprovechar el papel: emplea las hojas solo cuando realmente lo necesites y, a ser posible, por ambos lados tanto para escribir como para imprimir.
2. Reutilizar la ropa: regalar la ropa que ya no usas o que se te ha quedado pequeña, bien a familiares que lo puedan reutilizar o incluso a una ONG.
3. Bolsas ecológicas: se trata de un elemento bastante presente ya en nuestras vidas. Recuerda siempre optar por este tipo de bolsas en vez de las tradicionales de plástico.
4. Reutilizar los envases de vidrio retornables para almacenar otras cosas. Una opción bastante eficaz suele ser reutilizar los botes de tomate de vidrio para almacenar los purés que hacemos a los bebés.
5. Reducir el consumo de productos contaminantes que emiten CO2, como pueden ser los aerosoles presentes en los productos de limpieza.
De igual modo, cuando tengas que tirar pilas o baterías recargables llévalas a un centro o especializado ya que tienen un tratamiento diferente. Siguiendo esto sencillos y fáciles consejos, conseguirás hacer un buen reciclaje en tu vivienda y contribuirás a proteger al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *