Día de la energía

El 14 de febrero es una jornada muy amorosa pero también en muchos países es un día para festejar por otro motivo: se celebra del Día de la Energía, ¿qué bonita coincidencia verdad? Por eso hoy vamos a centrarnos en este energético tema, nunca mejor dicho.

La energía nos envuelve y nos condiciona en todo lo que hacemos. Y el gasto y ahorro energético cobran cada día mayor relevancia y protagonismo también en el ámbito doméstico. Por eso, conseguir que los recursos energéticos se utilicen eficientemente debe ser una prioridad para nuestro hogar. En este sentido, os recordamos que el trabajo en casa debe estar marcado por:

  • Acondicionar bien la vivienda para evitar despilfarros de energía. Recurre a las fuentes de energías renovables como instalar sistemas de calefacción eficientes o usar al máximo el sistema de ventilación cruzada, son una opción sostenible y eficiente, y mucho más asequible de lo que pensamos. En incluso si vives en una vivienda unifamiliar a lo mejor puedes incluir la instalación de una placas solares. Aquí cumplen también un importante papel tus cerramientospues son uno de los elementos más vulnerables de la vivienda. Apuesta siempre por la calidad en tus ventanas ya que son una de las partes que más te pueden ayudar a ahorrar con hasta un 70% menos de pérdidas energéticas lo que se traducirá en hasta un 40% menos de gasto en tus facturas, sin duda, merecerá la pena.

Y próximamente tendremos un nuevo método para saber realmente el grado de eficiencia de nuestra vivienda: el sistema de certificación energética de edificios, tema a la orden del día.

  • En cuanto al equipamiento del hogar, es esencial fijarte bien en la eficiencia de los aparatos, y justamente en este apartado tenemos un pequeño asesor para cuando vayamos a decidirnos por uno de ellos: el sistema de clasificación de productos con las etiquetas energéticas, usado sobre todo en electrodomésticos y bombillas. Es mejor invertir un poco más al principio porque nuestro desembolso se verá con creces compensado en muy poco tiempo.
  • Además, debes hacer siempre uso eficiente de la electricidad, la luz, el agua, gas… Y recuperar e interiorizar buenos hábitos como reciclar.

Nosotros, por tanto, con nuestras rutinas y comportamientos somos los que vamos a determinar el rumbo de nuestro futuro y de nuestro planeta. ¡Qué importante es la energía en todos nuestros ámbitos y, como hemos visto, también en nuestra vivienda! Os animamos a que si todavía no lo hacéis estas acciones comencéis ahora mismo a mejorar vuestros comportamientos y hacer un uso más eficiente de la energía, y a los que sí: seguir así! Y… ¡Feliz día de la Energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *