Segunda mano

Tradicionalmente tiene mucho más tirón principalmente entre la ropa, los coches y los coleccionistas pero hoy te enseñamos cómo sacarle provecho para tu vivienda: Toma papel y boli porque empezamos ruta por la segunda mano en busca de gangas para tu hogar.

Con la crisis esta tendencia ha ido ganando adeptos en una cultura que ancestralmente, y frente a otras europeas que sí la veneran, no ha sido muy cercana a esta fórmula. Además, la concienciación con el medio ambiente y el auge de las corrientes sostenibles y de reciclaje también han echado una mano al impulso de la segunda mano en nuestro país.

Pero antes de lanzarte al mundo de la segunda mano, conviene que veas estas claves a tener en cuenta:

  • Marca un presupuesto cerrado si no quieres que lo que trata de ser una forma más ahorrativa y eficiente de comprar se convierta en tu perdición, es mucho pero mucho más fácil perderse en este inmenso mundo que en el de las rebajas, y ya es decir.
  • En caso de buscar objetos y mobiliario de tamaño considerable mide bien antes de salir de casa tanto las dimensiones de tus habitaciones como las entradas a las mismas.
  •  Ojo con las estafas, como en todo, mira bien y no te fíes porque la calidad se paga, ¿o acaso lo harías si buscases un coche en este tipo de mercados? Exacto, la información es poder; úsala.
  •  Comprueba minuciosamente el estado de tus posibles adquisiciones, que el júbilo del momento no te ciegue porque si encuentras la tara ya en casa, será tarde.
  •  Una ventaja de los establecimientos dedicados al second hand es que normalmente ofrecen periodos de prueba y garantías, por lo que depende de lo que te interese puede que esta sea tu opción más recomendable.
  •  Disfruta de la experiencia. Sí, no dejes que te arruine la jornada una compra fallida o no encontrar ese objeto que tanto ansiabas, si mantienes alerta tus instintos seguro que una buena oportunidad aparece ante ti. Es obvio que la experiencia es un grado, por lo que no desesperes si algo no sale exactamente como querías, a la siguiente te saldrá mejor. Quizás incluso con el tiempo te animes a vender tú también.

Los hay tanto permanentes, como el popular Rastro de Madrid o Els Encants en Barcelona, como esporádicos en forma de ferias, mercadillos eventuales… Mira en tu localidad porque seguro que encuentras algún establecimiento especializado o evento próximo.

Y si no puedes ir… ¡Hazlo desde casa! Internet ofrece miles de posibilidades y recursos para los amantes de esta modalidad de compra; y es que lugares como ebay o Segundamano, en el que el intercambio es entre particulares, o incluso aplicaciones móviles como Mitrastero o Wallapop ya se basan en esta alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *