Contenedores de reciclaje: a cada color, un residuo

Todos sabemos la importancia que tiene reciclar para nuestro planeta. Pero no vale sólo con esto sino que necesitamos tener claro dónde debe ir cada tipo de producto.

¿No te han surgido  alguna vez  dudas a la hora de decidir en qué contenedor debías echar cierto tipo de desechos? Para conseguir terminar con todas estas trabas hemos elaborado este post en el que vamos a resolver las principales preguntas que te pueden aparecer a la hora de reciclar.

Dos son las principales claves que debes tener claras a la hora de hablar de reciclaje: lo primero es diferenciar bien el código de colores creado para hacerte más fácil el trabajo. Y segundo conocer bien la composición del tipo de residuo que vas a reciclar.

  • El color azul es uno de los más sencillos, en él tienes que depositar todo tipo de papeles y cartones. Incluimos aquí: periódicos, revistas, libros, sobres, envases de cartón como cajas o bandejas, folletos de publicidad y también los papeles de envolver. Pero debes tener cuidado porque no debes echar clips, espirales, fotos, papel plastificado (muy utilizado en portadas de trabajos por los estudiantes), grapas, gomas, papel celofán, pegatinas, papeles sucios como los manteles o papeles de cocina usados… ¡Ah! Y no vayas a echar la bolsa en la que los lleves al contenedor salvo que sea de papel.
  • El color verde claro es el identificador del vidrio. Aquí hay que depositar todas las botellas y envases realizados con este material, como tarros y frascosPero nunca debes introducir en ellos las tapas, tapones o anillas ni tampoco cerámica o cristal, como, por ejemplo: espejos, jarrones, gafas, cristales de ventanas, televisores, o bombillas.
  • Uno de los más conflictivos es el color amarillodesignado para los plásticos y latas. En este contenedor tienes que echar todos los envases de plásticos como son las botellas, las bolsas, vasos, los envases del yogur y de la mantequilla o las bandejas de alimentos. Pero también las latas de refrescos y conservas, las tapas y tapones de botellas… Y sí, recuerda que los briks también van en este contenedor. Pero mucho ojo porque bajo ningún concepto debes tirar en ellos: guantes de goma, cepillos de dientes, juguetes (aunque sean de plástico), perchas, gafas, cubos o pañales…
  • El color rojo, aunque no es tan usual encontrarlo como los otros, está destinado a los desechos peligrosos como, por ejemplo, baterías o pilas.
  • Llegamos al más veterano de todos, el color verde oscuro, gris o naranja, asociado con losrestos orgánicos. En su interior es el lugar para echar, en bolsas biodegradables, los restos de comida y plantas, el papel de cocina o los pañuelos de papel…

Y recuerda que para el resto de residuos deberás acudir a los conocidos como Puntos Limpios, lugares habilitados para depositar determinados desechos como son, por ejemplo: medicamentos, ropa y calzado, electrodomésticos o el aceite usado de cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *