Tú también puedes colaborar para evitar la contaminación del agua del planeta poniendo tu granito de arena desde tu hogar con nuestros consejos.

Sólo el 1% del agua en la tierra está disponible para el consumo humano y, no sólo eso, si no que además la tendencia de este porcentaje es decreciente. La contaminación del agua radica sobre todo en los vertidos que, por desgracia, aún siguen llevando a cabo muchas empresas en el mundo pero, también a las malas prácticas que en muchas ocasiones llevamos a cabo los particulares. Esto multiplicado por los más de 7.000 millones de personas que habitamos el Planeta, es un impacto demasiado grande para nuestras aguas.

Pero afortunadamente cada vez más personas estamos concienciadas en que hay que cambiar esta tendencia y proteger nuestros ríos y mares, así como los peces que habitan en ellos. Desde Vivienda Saludable te queremos dar unos consejillos básicos para que contribuyas a evitar la contaminación del agua.

– Reduce el consumo de agua:

Aunque no lo parezca a simple vista, la disminución del consumo de agua es una de las claves para minimizar su contaminación. ¿Y por qué? Porque al reducir la cantidad de agua utilizada, se reduce también la cantidad de agua que fluye en los sistemas de tratamiento de aguas residuales. Por eso sigue siempre los ya conocidos consejos para ahorrar agua en casa: Dúchate en lugar de bañarte, no dejes el grifo abierto mientras te lavas los dientes, pon la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén completos, etc.

– Utiliza productos ecológicos:

Siempre que sea posible, intenta no usar productos de limpieza que contengan componentes químicos. En su lugar, utiliza productos ecológicos, como jabón biodegradable y artículos de limpieza naturales, de los de toda la vida. Cuanto más naturales sean los productos que uses, mucho mejor, ya que de seguro acabarán en nuestras aguas.

–  Desecha los productos tóxicos con cuidado:

Como decíamos, intenta no usar productos tóxicos (muchas pinturas, disolventes, productos de limpieza… lo son). Pero si lo tienes que hacer, deshazte de ellos en el lugar apropiado, nunca los viertas por el desagüe.

– No tires basura:

Aunque esto sea fuera de casa, por supuesto, no tires jamás basura al mar, ríos, lagos, etc. Si haces un picnic o similar, lleva una bolsa y recoge siempre tus residuos. Tampoco tires basura al inodoro, ¡la taza del water no es un cubo de basura! No olvides que lo que echamos ahí acaba en nuestros mares. Además puedes provocar atascos. Y nunca, nuca tires el aceite por el lavabo, pila o inodoro. Seguro que hay un punto limpio en tu localidad donde puedes depositarlo. Infórmate.

– No apliques pesticidas y usa fertilizantes naturales

Si tienes jardín en casa, no olvides que el uso de pesticidas y fertilizantes químicos conduce a la contaminación del agua porque ésta se filtra a las aguas subterráneas. Siempre productos lo más naturales posible y dándoles un uso responsable.

Éstos son algunos consejos para no contaminar nuestras aguas, pero el propio sentido común nos dice qué podemos y qué no podemos hacer para no destrozar nuestra principal fuente de vida.

 

Imagen Flickr: Steve Johnson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *