forrar-armario-bricolaje

¿Quieres forrar un armario de tu casa y no sabes por dónde empezar? Te contamos paso a paso lo que debes hacer para lograrlo con éxito.

Si sois un poco manitas y os gusta realizar por vosotros mismos pequeñas reformas en vuestra vivienda, a través de nuestro DIY podréis comprobar que el trabajo de forrar armarios es una labor de bricolaje y decoración realmente fácil, económica y para la que vais a tener que necesitar muy pocas herramientas. Para que obtengáis unos resultados más que satisfactorios os explicamos paso a paso cómo realizar un sencillo montaje con planchas de madera (aglomerado, maciza, estratificado…) con el que conseguir darle un nuevo aspecto a cualquier armario de casa. ¿Os atrevéis?

Materiales y herramientas necesarias

  • Planchas de madera de 10 mm para las paredes y el techo y de 19 mm para el suelo y el altillo. Entre los diferentes tipos de planchas existentes en el mercado, la opción más recomendable es la de utilizar las planchas de estratificado ya que cuentan con un buen acabado, son más baratas y muy fáciles de mantener.
  • Cola de contacto, silicona o espuma de poliuretano.
  • Taladro
  • 2 clavos
  • Espátula flexible para extender la cola o silicona.
  • Espátula flexible para extender la cola o silicona
  • Embellecedores

Pasos y montaje

  1. En primer lugar debemos medir bien el interior del armario para asegurar el corte de las planchas de madera. Hay que ser extremadamente cauto en esta acción ya que lo normal es que las medidas sean bastante irregulares entre ellas. Lo ideal es realizar el corte de los tableros en función a las medidas más pequeñas. Pero si no os veis listos para cortar los tableros vosotros mismos, siempre podéis encargar esta tarea en una carpintería.
  2. Ya con las planchas de madera cortadas, comenzamos haciendo con el taladro (a unos 20 mm del techo) un pequeño agujero en cada lateral del ropero e introducimos los clavos hasta la mitad.
  3. Aplicamos la silicona o el poliuretano en el techo y colocamos la plancha de 10 mm dejándola apoyada sobre los clavos.
  4. A continuación colocamos el suelo. Para ello volvemos a aplicar silicona en la base del armario y superponemos el tablero de 19 mm que ya tenemos cortado.
  5. Es el momento de colocar los laterales. Tened en consideración que la medida de estos será hasta donde comienza el altillo.
  6. Colocamos el tablero de 19 mm sobre los laterales que ya tenemos fijado con la cola o silicona. Esta será la base del altillo.
  7. Tras esto colocamos el fondo del ropero. Para el fondo será necesario usar dos láminas de madera ya que una sola no entraría por el hueco que tenemos disponible. Colocamos ambas láminas por detrás de los laterales y si la unión no nos queda muy perfecta pegamos o clavamos una pequeña tapeta plana de 4 mm para disimular la junta. Para perfeccionar las esquinas podemos usar molduras, apliques adhesivos o silicona del mismo color que la madera usada para forrar el armario.
  8. Solo nos queda forrar el altillo. Para ello seguimos el mismo orden anterior, es decir, primero los laterales y posteriormente el fondo. Una vez acabado el altillo nuestra pequeña obra de bricolaje está lista.

Un aspecto muy importante a la hora de forrar vuestro armario es prestar mucha atención a los detalles, como bien sabéis estos serán los que marcarán la diferencia entre una verdadera obra de arte y una chapuza: Tomaros vuestro tiempo y trabajar persiguiendo la perfección.

Como podéis observar, el montaje para forrar armarios es muy fácil y muy similar a la realización de un puzzle, tan solo hay que encajar bien cada pieza para que el resultado sea el deseado 😉

Imagen: Flickr – Mazzali

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *