Montar armario empotrado

Montar tu propio armario empotrado es más fácil de lo que imaginas. Así que, si estás pensando que quieres hacer uno, te contamos paso a paso cómo hacerlo para lograrlo con éxito. ¡Toma nota!

Un armario empotrado es una de las mejores formas de aprovechar al máximo el espacio disponible en una vivienda. Y es que este tipo de muebles tienen infinidad de utilidades ya que en ellos se puede guardar la ropa, los juguetes de los niños o, simplemente, utilizarlos como despensa. Por ello, si tienes en casa algún hueco desaprovechado y quieres empezar a darle uso, no dejes de leer este artículo pues vamos a explicarte cómo puedes fabricarlo tú mismo.

Herramientas necesarias para el montaje de un armario empotrado

Lo primero que debes hacer es reunir todas las herramientas que vas a necesitar para realizar uno de estos prácticos muebles. Para organizarlas de la forma más útil es aconsejable que también te hagas con una caja o bolsa que te permita tenerlo todo organizado y a mano ya que así ahorrarás mucho tiempo.

Entre las herramientas imprescindibles que no te deben faltar se encuentran:

  • una sierra para metales para cortar los rieles
  • una sierra de vaivén para las láminas de PVC
  • una sierra para madera
  • un taladro eléctrico
  • un destornillador de punta intercambiable

Tampoco debes olvidar tener a mano una cinta métrica que te permita obtener las medidas de forma exacta así como un nivel de agua y un rotulador con el que trazar las líneas. Hazte, además, con un punzón que te facilite la tarea de colocar los tornillos en la madera, una barrena y una lijadora.

Una vez tengas todas estas herramientas a tu disposición, ya puedes comenzar el montaje del armario.

Procedimiento y consejos útiles

  1. Elige las maderas que necesitarás para tu armario empotrado. Hoy en día puedes comprarlas ya pintadas del color que quieras así como fabricadas en un material determinado. Además, si no encuentras la medida exacta que precisas, puedes elegir aquellas piezas que más se aproximen para facilitarte el trabajo.
  2. Ten claro el diseño que quieres conseguir y, a partir de ahí, empieza a realizar los dibujos y tomar las medidas.
  3. Una vez lo hayas hecho, coge la sierra para madera y corta las láminas con las dimensiones exactas que necesitas.
  4. Después, procede a lijar una a una todas las piezas para obtener un acabado perfecto. De igual forma, puedes utilizar un poco de barniz para dar mayor lustre a la madera y que, además, se conserve mejor con el tiempo.
  5. Una vez termines de barnizar deberás dejar que la madera se seque durante, al menos, un día completo. Una vez finalizado este plazo lo siguiente es colocar, si lo deseas, el revestimiento de las puertas pegándolos con algo de cola.
  6. Después, fija las piezas que estén sujetas a la pared. Para que quede inmóvil es necesario que uses el taladro eléctrico. Te costará menos realizar los agujeros si haces una muesca primero para, además, evitar que la broca pueda resbalar.
  7. Coloca los rieles. Utiliza la sierra para metales para darles la longitud exacta que necesitas y atorníllalos al suelo y a la parte superior de la estructura.
  8. Una vez finalizado este paso, llega el momento de que te pongas manos a la obra con las puertas. Acuérdate de colocar un asa en cada una ya sean correderas o extensibles. Para ello, puede serte de ayuda, al igual que para hacer los agujeros de la pared, realizar pequeñas muescas con el punzón.

¡Eso es todo! ¡Ya sabes todo lo necesario para realizar tú mismo tu armario empotrado y personalizado en casa!

COMENTARIOS

  • YaniLlanez 17 Diciembre, 2014 a las 11:24

    ¿Alguien ha probado esto? Parece sencillo, pero ni mi marido ni yo somos muy manitas y nos da miedo que quede una chapuza…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *