cambiar-enchufe

Te ayudamos a que aprendas los pasos y técnicas para cambiar, de la forma más fácil y segura, ese enchufe de tu vivienda que empieza a ser un foco de problemas.

Si uno de tus enchufes empieza a presentar síntomas de necesitar una renovación: está deformado, tiene un color raro, se ha descuadrado a causa del constante uso… Sí, ha llegado el momento de cambiarlo y alejar el peligro de tu hogar.

Herramientas necesarias para cambiar un enchufe

  • Destornillador plano
  • Destornillador de estrella
  • Pelacables o cortacables
  • Pinza de electricista
  • Buscapolo para verificar que no hay tensión
  • Enchufe de reemplazo: Algo a tener muy en cuenta es el tipo de enchufe, en España nos encontramos principalmente con dos tipos: de dos o tres clavijas, estos últimos más modernos y seguros.

Cómo cambiar un enchufe paso a paso

1. Corta el suministro de electricidad de la caja de entrada de energía, lo que popularmente llamamos “cortar la luz”. ¡Nunca empieces a trastear con enchufes, bombillas, electrodomésticos, etc. si antes no has cortado la energía! Para ello tienes que ir a tu caja general (casi siempre está en la zona de entrada de la vivienda) y mover la clavija para corta la corriente de la parte donde está el enchufe. Si tienes dudas, córtalo todo; aunque para asegurarte puedes comprobarlo con un buscapolo.

2. Desmonta el enchufe.

  • Para ello, saca el tornillo que sujeta la tapa central de vista del enchufe a la pared y desprende la parte exterior del armazón del enchufe, recuerda que la mayoría van a presión.
  • A continuación, hay que quitar la tapa exterior que se encontrará sujeta por varios tornillos, al destornillarlos te encontrarás con la estructura metálica.
  • Una vez completadas estas fases toca separar la estructura metálica. Aparta los tornillos de montaje que sostienen la estructura y haz palanca para quitar la caja junto con los cables de la pared. ¡Ten cuidado de no cortarlos!

3. Verifica cables y desperfectos. Ahora te toca separar los conductores de los cables con un destornillador. Luego, revisa las conexiones de la parte donde están pelados y enganchados los cables a los conductores ya que tiene que ser una conexión limpia y firme. Si la notas floja, ajústalo.

Si encuentras algún desperfecto, por ejemplo en la conexión, puedes con un pelacables pelar los cables raspando la parte de alambre y conectando con los tornillos terminales.

Al sustituir el enchufe por el nuevo, presta atención cuando conectes los 3 cables a los conductores. Recuerda que el cable verde y amarillo es conductor a tierra y debe conectarse con el tornillo terminal central; los otros, azul neutro y el marrón, negro o gris la fase,  no tienen orden fijo.

4. Monta el nuevo enchufe. Solo que el proceso es ahora a la inversa de como lo has hecho antes: comprobación de cables, estructura metálica, tapa exterior y tapa central. Asegúrate en todo momento que estás haciéndolo bien. Una vez termines, vuelve a dar paso a la luz y chequea con cuidado que todo funciona con normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *