7 consejos para ahorrar

Con el otoño llega la caída de las hojas de los árboles, pero los gastos parecen no caer nunca. Te ofrecemos una serie de consejos para que afrontes la "cuesta de otoño" de la mejor manera posible.

Con el inicio de la nueva estación los gastos se disparan: los niños vuelven al cole y necesitan libros, material escolar, ropa nueva… Además hay que llenar la despensa después de las vacaciones y dentro de poco tendremos que empezar a calentar la casa. Y todo esto partiendo de una cuenta corriente que está casi tiritando después de los excesos veraniegos. En fin, que aunque esto mismo nos ocurre cada año, no deja de pillarnos siempre igual de mal, así que te proponemos algunos consejos para ahorrar todo lo que podamos este otoño.

1. No pongas la calefacción antes de tiempo. No te precipites, es mejor esperar a que el frío llegue de verdad, mientras puedes usar un pequeño calefactor los días un poco más fríos. Y cuando por fin la enciendas, mantén una temperatura constante y no superior a 21ºC.

2. Examina si hay desperfectos. Te recomendamos que hagas un repaso general de cómo se encuentran las cañerías, desagües y demás de tu casa, así detectarás cuanto antes si hay alguna avería o si hay cosas que están mal y es posible que ésta se produzca en breve. De esta forma, lo podrás reparar antes de que sea tarde y el coste y los inconvenientes sean mucho mayores.

3. Cambia las bombillas: Si aún tienes bombillas tradicionales, ¿a qué esperas para cambiarlas por las de bajo consumo? Cuestan un poco más, pero a la larga ahorras bastante energía.

4. Reduce las facturas. Hay varias maneras de ahorrar en las facturas de tu hogar, por ejemplo agrupando los servicios de telecomunicaciones en una misma factura (las compañías hacen ofertas interesantes en este sentido). También es buena idea informarte de las cuentas corrientes que te devuelven un porcentaje por domiciliar tus recibos (suele oscilar entre el 1% y el 5%). Y otra opción para ahorrar es proponer, dentro de tu comunidad de vecinos, que se eliminen gastos innecesarios como seguros que no se usen, gastos de mantenimiento o limpieza que sobren, etc.

5. Aprovecha las ofertas: En esta época los supermercados lanzan bastantes ofertas tipo 3×2, la segunda unidad al 50%, etc. Aprovéchalas y aunque esto te obligue a comprar más cantidad de la que en principio pensabas, si son productos no perecederos, ya no los tendrás que comprar cuando los necesites. Eso sí, intenta no escatimar en la calidad, ya sabes que lo barato a veces sale caro.

6. Estudia la posibilidad de cambiar electrodomésticos y otros elementos para ahorrar energía: Ya sabemos que estas inversiones requieren de hacer más números y reflexionarlo detenidamente, pero esta es una buena época para plantearte si ha llegado el momento de cambiar algún viejo electrodoméstico que no hace más que despilfarrar energía o, incluso, de sustituir tus viejas ventanas por unas nuevas con las que ahorres energía en lugar de gastarla. No lo veas como un gasto sino como una inversión a medio-largo plazo.

7. Y si tienes segunda vivienda… Si tienes por ejemplo una casa en el pueblo o en la playa que no uses en invierno, antes de cerrarla, asegúrate que la dejas en perfecto estado de cañerías y otros conductos de energía. También te recomendamos que desconectes la luz y cierres la llave de paso para evitar posibles problemas mientras no estés.

Y recuerda… ¡A veces la solución a los problemas es tan sencilla como mirar las cosas desde otra perspectiva! 😉

En el siguiente encontrarás más formas de ahorrar en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *