¿Sabías que los grifos son un elemento muy importante para ahorrar agua en casa? Si ya sigues hábitos de consumo responsable, descubre qué grifos son los más eficientes para ahorrar aún más.

Seguro que ya conoces y llevas a cabo hábitos responsables de ahorro de agua en casa: ducharse en lugar de tomar un baño, cerrar el grifo mientras te lavas los dientes, usar el lavavajillas o lavadora sólo cuando estén llenos… Pero quizá no hayas reparado en la importancia de tener grifos que te permitan ser más eficiente. Para que no te quedes con ninguna duda, te explicamos a continuación cómo son los tres tipos de grifos más eficientes con los que podrás ahorrar agua y dinero en tu casa gracias a sus sistemas eficaces de mezcla de aire y agua. Y todo ello sin renunciar a otros aspectos esenciales como el diseño y el confort.

1. Grifos termostáticos

  • Son los más eficientes, los más cómodos pero también los más caros. Lo que logras instalando este tipo de aparatos en tu vivienda es que, además de tener el control sobre la temperatura, también lo tienes sobre el caudal. Y esto lo que hace es tanto las pérdidas de agua así como el tiempo sean mínimas.
  • Su gran beneficio es la capacidad para aunar eficiencia y confort. Pues no solo resulta cómodo, sino que, para que te hagas una idea, la reducción solo de su consumo eléctrico está por encima del 5%. Además, es muy común que estén adaptados a grifos de ducha y baño, que tengan reguladores de temperatura y caudal y que permita seleccionar unos filtros de chorro adecuados para cada necesidad: spray, laminados…
  • Tiene otra gran ventaja: mejora de usabilidad, puesto que hará que no te dejes nunca más el grifo abierto por miedo a que tenga que volverse a poner el agua a la temperatura deseas.

Ahorrar agua con grifos eficientes

2. Grifos monomandos

Son los más comunes y nos los encontramos en la mayoría de casas, ya que ofrecen un buen nivel de eficiencia, son muy cómodos y tienen un amplio abanico de diseños. Sin embargo presentan dos problemas principalmente:

  • Por un lado, el exceso de caudal. ¿A quién no le pasa que con las prisas abre el grifo hasta el tope? Pues ese inocente gesto hace que se esté llegando a consumir unos 20 litros por minuto. ¡Sí, una barbaridad! Eso sí, puedes controlarlo haciéndote con sistemas de tope y reguladores de caudal  (los hay de diferentes niveles) y con sistemas de apertura en dos fases que evitarán que tus despistes te jueguen una mala pasada.
  • Por otro lado, la colocación del mando, ya que se suele dejar en el centro, es decir, entre el agua fría y la caliente. Esto hace que cada vez que no nos demos cuenta abramos en dicha posición el grifo, se mezclen ambas y que se encienda la caldera y gaste no solo agua sino también gas. Con el fin de eliminar este problema está la opción de elegirlo con apertura en frío.

Grifos eficientes

3. Grifos con cierre mecánico o electrónico

  • El uso de este tipo de grifos es muy poco práctico para el hogar, aunque su gran aliciente es que te aseguras el consumo mínimo, puesto que su funcionamiento de apertura y cierre es diferente.
  • Los de cierre mecánico funcionan mediante un émbolo que periódicamente cierra el paso. En los electrónicos, la gran ventaja es su comodidad, pues la salida del agua se activa sólo cuando se colocan las manos bajo el grifo, parando automáticamente cuando se retiran. Pero el gran hándicap de este tipo de grifería es su alto precio y que para que de verdad sea práctico requieres de una buena instalación.
  • Sin embargo, si eres muy pero que muy despistado y vives con miedo a que cualquier día por un descuido te dejes el grifo abierto e inundes la vivienda, quizás aquí tienes la solución a tus problemas.

Aunque a primera vista todos los grifos parezcan iguales, debes prestar mucha atención a tres aspectos a la hora de elegir un grifo: nivel de eficiencia (y por tanto de ahorro), confort y diseño.

¡Ah! Y recuerda que también puedes hacerte con complementos que te ayuden a ahorrar en el consumo del agua doméstica, y con ello en la factura: licitadores, medidores de consumo, limitadores de recorrido, válvulas, etc.

Fuentes: OCU | Flickr – Julio César Cerletti García | Flickr – Luis

COMENTARIOS CERRADOS