Todos los ciudadanos han de comprometerse a ahorrar energía, no sólo para mejorar la calidad del medioambiente, sino también porque la factura energética es una más entre las que contribuyen a los gastos familiares.

Métodos para ahorrar energía en una vivienda
Recogemos una serie de informaciones y consejos para ahorrar energía en casa sin renunciar al confort, utilizando la energía de forma más económica y racional.

  • Electricidad
    • El gasto en luz viene fundamentalmente por los electrodomésticos, la luz y el aire acondicionado. Para conseguir ahorrar dinero en el gasto de electricidad os proponemos unos consejos.
    • Recomendaciones:
      • Apaga todo lo que no estés utilizando.
      • Para ahorrar en aire acondicionado es conveniente no bajar demasiado la temperatura.
      • Fijar una temperatura no inferior a 5-6 grados respecto al exterior, no dirigir el flujo sobre las personas.
      • En invierno pon la calefacción a 20 grados.
      • Utiliza ventanas con cierre hermético y vidrios o cristales especialmente diseñados para aislar térmicamente las viviendas.
      • No dejes los electrodomésticos en stand by.
      • Cerrar las ventanas.
      • Llevar un mantenimiento de la maquina.
      • Respecto a la luz, es conveniente ir sustituyendo todas las lámparas de la casa de incandescencia a bajo consumo, o mejor todavía, tecnología LED.
      • En el apartado de los electrodomésticos asegurarnos que la etiqueta energética es categoría A.
      • En la lavadora haz la colada siempre llenándola hasta arriba.
      • No metas tampoco comida fría o congelada a preparar en el horno, deja que coja una temperatura ambiente antes.
      • Cada cierto tiempo descongela la nevera y límpiala entera.
  • Gas
    • El gas lo utilizamos fundamentalmente para calentar el agua y algunas cocinas todavía funcionan con gas. El consumo de gas en las viviendas se potencia con la llegada del invierno, época en la que debemos extremar las precauciones.
    • Recomendaciones:
      • Revisiones periódicas para garantizar el buen estado.
      • Purgar los radiadores, cerrar los que no se utilizan.
      • Instalación de válvulas termostáticas para controlar la temperatura y programarlo.
      • Mantener el calor del hogar con las ventanas cerradas.
      • Adquirir ventanas herméticas que no dejen escapar la temperatura del hogar y vidrios o cristales especialmente diseñados para esta función.
      • Evitar obstrucciones en las fuentes de calor.
      • Insertar material aislante entre radiador y pared para orientar la emisión o bajar las persianas cuando oscurece para evitar dispersión.
  • Agua
    • Las medidas para ahorrar agua no serán productivas si se cumplen por una simple imposición del jefe del hogar. Es importante que se les explique a todos los habitantes de la casa el por qué del ahorro de este preciado líquido. Los beneficios son varios: disposición de agua por más tiempo, ahorro en los pagos y conciencia ciudadana.
    • Recomendaciones:
      • El uso del lavavajillas es más eficiente desde un punto de vista energético.
      • Cerrar los grifos cuando no se estén utilizando, se ahorraría 75.000 litros de agua al año con sólo dejar los grifos bien cerrados.
      • Revisar la instalación de forma periódica.
      • Frente a posibles fugas, la acumulación de agua es más eficiente que la producción instantánea.
      • Termostato en la ducha.
      • Ducharse en vez de bañarse.
      • Cabezales de grifos con caudales de bajo consumo.

Enlaces:

 

Imagen: Flickr (troyjmorris)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *