¿Quieres mejorar el consumo energético de tu hogar sin tener que hacer grandes reformas? ¡Sigue leyendo nuestro post!

Mejorar la eficiencia energética de nuestros hogares y reducir el consumo energético son de las peticiones más sonadas que se han hecho este año, sin embargo, parece que todo supone meterse en una obra desmesurada y/o invertir grandes cantidades de dinero. Por fortuna, hay disponibles unas cuantas medidas asequibles para el bolsillo y que, además, se pagarán a sí mismas con los ahorros que conseguirás todos los meses. Hoy vamos a comentar dispositivos relacionados con la electricidad y la calefacción.

Dentro de estos aparatos de mejora de la eficiencia energética tenemos dos tipos: los que nos van a dar información sobre lo que estamos consumiendo de cada elemento (pasivos) y los que controlan automáticamente nuestros sistemas para que gasten menos energía (activos). De esta manera, los primeros no van a reducir nuestra factura, aunque si estamos atentos podemos adquirir hábitos de vida con los que consumamos menos. Los segundos actúan directamente sobre la factura por lo que notaremos el cambio sin necesidad de preocuparnos de nada y son fenomenales para los que pasen mucho tiempo fuera de casa.

Radiadores

  • Válvula termostática: Estos dispositivos son activos. Constan de un sensor que mide la temperatura de la habitación y de una válvula que regula el caudal de agua caliente que entra en el radiador en función de las necesidades. Permite fijar la temperatura a la que queramos que esté la habitación y el sistema se encarga de que ésta se mantenga. Así, cuando entran los rayos de sol o hay mucha gente en ella y se calienta la habitación, la calefacción “se apaga” automáticamente hasta que vuelva a bajar la temperatura. El ahorro producido por este sistema depende de los hábitos de cada familia pero puede alcanzar un valor nada despreciable.
  • Repartidor de costes: Este sistema de información se usa habitualmente para hacer el cálculo de las facturas individuales en las comunidades de propietarios con calefacción central. El aparato atornillado al radiador mide y registra la cantidad de calor emitida en un tiempo dado por éste. Esta información se envía por radio o módem a la centralita o se lee directamente en la pantalla. En cualquier caso, a nivel individual uno puede instalar estos dispositivos de bajo coste para estar informado sobre los consumos en cada estancia en vistas a optimizar el uso de su vivienda al máximo.

Electricidad e iluminación

  • Enchufes medidores de consumo: Se trata de esos enchufes con una pantallita y algunos botones que nos dan información de la potencia y el consumo energético del aparato/os enchufados. Si quieres tener varios equipos puedes enchufar una regleta y funcionará de la misma manera, existiendo directamente regletas con medidor. Algunos llegan incluso a calcular el consumo de los electrodomésticos, por ejemplo, en euros en base al precio del kWh.  Además, suelen tener una memoria superior a un año que permite hacer medias y comparaciones de datos por lo que ¡podrás ver cómo vas mejorando! Su precio ronda los 15 euros por unidad.
  • Reguladores de iluminación: Este sistema activo permite consumir menos ajustando el nivel de iluminación a la actividad que vayamos a realizar en cada momento. La instalación es tan sencilla como sustituir cada interruptor que te interese por un interruptor con regulador, o incluir un enchufe con regulador para lámparas enchufadas.
  • Eliminadores de stand by: Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el consumo relacionado con los stand-by de los equipos electrónicos supone en torno a un 10% del gasto eléctrico total de los mismos en las viviendas. Estos dispositivos activos miden la corriente que circula por los aparatos cuando están encendidos, de manera que cuando entran en stand-by, detecta la disminución de consumo y corta el paso de corriente. Es compatible con cualquier equipo que pueda estar totalmente desconectado de la electricidad como televisiones, impresoras o minicadenas.

Además de estos sistemas, puede hacer otros cambios como el tipo de bombillas que usas en casa. Aquí tienes una buena guía de las distintas bombillas y unos tips para que las uses aprovechando todas sus ventajas.

Además, echa un ojo a esta Guía de Consumo Inteligentede la Red Eléctrica de España para ayudarte a comprender qué hábitos benefician tu factura y cuáles no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *