Aislamiento cubiertas

Si por tu cubierta se te escapan las calorías en invierno y las frigorías en verano, te ayudamos a solucionarlo y lograr un buen aislamiento en tu vivienda que te asegure el bienestar y confort que tú y tu casa os merecéis.

Las estancias de las viviendas situadas en la buhardilla, el ático o la última planta son las menos confortables. Para obtener en ellas un óptimo confort térmico y acústico es necesario disponer de una envolvente eficiente, que es justamente uno de los inconvenientes más usuales en estos casos.

Puedes resolver ese problema mejorando la envolvente de dos formas diferentes: aislar la cubierta desde dentro de tu casa y aislar por el exterior de tu vivienda.

  • Se recomienda el aislamiento por el exterior para evitar obras dentro de casa, y en muchos casos para mejorar la impermeabilización y los materiales de terminación que se encuentren deteriorados (tejas, pizarra, telas asfálticas envejecidas, etc).
  • El aislamiento por dentro se realiza cuando disponemos de unos 10 cm para colocar el aislamiento y su terminación y no nos interesa actuar por el exterior por tener un piso en un bloque de viviendas o porque no queremos desmontar el tejado existente de nuestra vivienda unifamiliar.

Las posibles molestias ocasionadas por la obra se ven ampliamente compensadas por el importante grado de confort térmico y acústico que se logra. Se debe tener en cuenta que esta inversión es para muchos años y se amortiza en un plazo cercano a los 10 años en función del estado del que partimos.

Para completar la mejora de la envolvente de la cubierta no debemos olvidar las ventanas. La sustitución de ventanas poco eficientes conlleva ahorros energéticos e importantes mejoras de confort.

Os dejamos este vídeo en el que con un lenguaje sencillo y no técnico, se informa de las distintas posibilidades que existen para mejorar el aislamiento de la cubierta. Ya sabéis las dos posibilidades son: aislamiento por el interior de la vivienda y aislamiento por el exterior. Las mejoras que se obtienen no son solo energéticas, también son acústicas y de confort

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *