Jardín exterior organizado

Ha llegado la temporada de poner todas nuestras zonas de exterior a punto para aprovecharlas al máximo durante los próximos meses. En esta labor de preparación, seguro que aparecen un montón de cosas que no sabes dónde almacenar. Te proponemos la creación de un espacio de almacenaje exterior, fácil, sencillo y original, ¿quién dijo que organizar era difícil?

Al crear un espacio de almacenamiento que va a situarse en el exterior, debemos emplear materiales que sean resistentes a los cambios meteorológicos, para evitar la oxidación de estos y que duren el mayor tiempo posible. Pinturas de exterior y barnices harán que esto sea mucho más fácil. Además, si situamos esta zona de almacenamiento bajo un pequeño techo haremos que su durabilidad sea mayor y que los materiales guardados en ella, sufran menos daños.

¿Cómo creamos nuestro espacio de almacenaje exterior?

Una de las opciones tendencia y que más nos gusta es el uso de maderas, conllevan un poco más de mantenimiento pero el resultado nunca defrauda (y si pueden ser recicladas mejor 😉 ). Si queremos emplear otros materiales como metales o plásticos, también podemos crear con ellos soluciones originales y muy resistentes. Todo dependerá de las necesidades de nuestra zona de exterior, del presupuesto y de lo manitas que estemos dispuestos a ser. Recordemos, que sea el espacio que sea siempre la finalidad es crear armonía, continuidad y naturalidad en toda la estancia.

Como hemos hablado de maderas y su reciclaje, un elemento que podemos encontrar fácilmente y que no pasa de moda son los palets. Ya os enseñamos en otros artículos cómo crear una zona chill out con ellos o cómo usarlos para combinar con tu decoración como cabeceros o incluso escritorios…  En esta ocasión lo que haremos será crear un estante. Dependiendo del tamaño de la zona de almacenaje que queramos hacer, necesitaremos desde un palé a varios.

Baldas de palés

La primera opción que os damos  también se puede emplear en interiores, y para ella sólo necesitaremos un palé o dos. Cortamos el palé de madera por la mitad, lijamos bien para que no queden astillas, le damos una capa protectora para evitar su deterioro y escogemos los soportes de balda para estantería que mejor nos cuadren y que combinen con la zona en la que vamos a situar el estante. Sujetamos en la pared cada mitad del palé creando el diseño que mejor se adapte a nuestro espacio: una mitad encima de otra, un estante en forma de escalera…¡Lo que más nos guste!

Mueble con palés

Otra opción mucho más sencilla, se basa en apilar estos palés unos encima de otros, sin necesidad de alterarlos pero necesitaremos una mayor cantidad, como unos 5 o 6 dependiendo de la altura que queramos alcanzar. Los huecos serán un poco más estrechos pero podemos aprovecharlos para almacenar herramientas, semillas y emplear el espacio superior para realizar sobre él nuevas creaciones. No hay que olvidarse de fijar los palés entre sí para evitar que desparramen las cosas.

https://www.homify.es/libros_de_ideas/81180/madera-de-palet-para-las-estanterias-de-casa

Imagen mueble palé de homify


Además, podemos incorporar en la parte inferior unas ruedas, para así poder desplazarlo más fácilmente y voilà tenemos una pieza única y muy versátil.

Imagen mueble con palés de Diseño y Casa.

Imagen mueble con palés de Diseño y Casa.

Cajas de frutas y cubos para organizar tu espacio exterior

Si queremos usar otros materiales, podemos usar cajas de frutas o cubos metálicos. En el primer caso, ya os explicamos en anteriores artículos, por ejemplo,  cómo crear una estantería con cajas de frutas. En este nuevo uso que le vamos a dar a las cajas, la primera parte para adaptarlas es similar: las limpiamos, lijamos y pintamos ¡OJO! Al situar estas cajas en exterior, la pintura que debemos emplear debe ser específica para zonas de exterior al igual que el barniz,  que será el punto que cierre está primera parte.

Tras la decoración de nuestras cajas y un correcto secado, lo que haremos será anclarlas a nuestra pared creando diversas formas  verticales, horizontales, unas sobre otras…  ¡Un original y económico espacio de almacenaje!

Los cubos metálicos, normalmente los tenemos por el suelo de nuestra terraza o jardín. Sin embargo, en esta ocasión en vez de tenerlos en el suelo, lo que haremos será anclarlos a la pared (al igual que hemos hecho con las cajas de frutas). Pintamos los cubos del color que queramos y marcamos tanto en pared como en el cubo dónde haremos los agujeros y colocaremos los tornillos. Es importante que tengamos en cuenta la medida de cada uno de los cubos para que estos no choquen entre sí y para poder almacenar en ellos nuestros materiales ¡Incluso podemos combinar cajas y cubos!

Cubos metálicos

Si tenéis más idea,  ¡no dudéis en contárnoslas! 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *