Amplio loft

Tienes un espacio diáfano, grande o pequeño, pero diáfano. Necesitas intimidad, aunque no quieres romper con su estilo moderno. Te damos algunas prácticas soluciones.

Los loft o viviendas diáfanas son una buena solución contemporánea para aprovechar todos los metros de una casa. Es verdad que nacieron con vocación industrial, como esos hogares tan de las películas neoyorquinas (¿quién no ha soñado con la casa de Ghost?), pero la realidad es que por estas latitudes no solemos tener tantos metros. Aún así, nos gusta su vocación de amplitud y de lugares despejados. Pero ¿qué pasa cuándo echamos en falta algo de intimidad?, ¿cuándo vamos a dejar la cama deshecha pero no queremos que esté a la vista? ¿O cuando no vivimos solos y hacen falta dos ambientes? Aquí, algunas ideas:

Un mueble separador. Una solución muy en boga y que nunca pasa de moda, con varias posibilidades:

  • Una estantería. Ponle libros, objetos decorativos, cajas contenedoras donde guardar cosas sin que queden a la vista, o tu colección con lo que más te guste… y tendrás un buen separador.
  • Un biombo. Otro clásico, más romántico, para una casa más vintage.
  • Una cortina tipo estor. Si buscas una de pajita le darás un aire rústico a tu vivienda. Subes y bajas ¡y ya tienes dos ambientes!
  • Un mueble a medida. Una fantástica medida para exprimir al máximo tus posibilidades. Por un lado puede hacer las veces de estantería, por el otro de armario. Incluso hay diseños (como este de Clap Design) con puertas que no dejan nada a la vista, y completamente en blanco aportan mucha ligereza.

Accesorios. Tal vez no quieras perder el aspecto diáfano con un mueble por medio. Entonces, puedes ser más sutil y recurrir a accesorios como macetas, cestos, hasta lámparas de suelo que hagan notar los dos ambientes. O decorar sólo un tramo de pared con cuadros para delimitar visualmente un área.

Juega con tus muebles. Un amigo fiel para marcar territorio es el sofá. O la mesa del comedor. Utilízalos para cerrar ambientes, dando la espalda con sus traseras a las zonas que vas a remarcar.

Los suelos. Desde hace un tiempo, en decoración se lleva cada vez más mezclar. Atrévete a combinar materiales, texturas y colores. ¿Que quieres separar visualmente el comedor, la cocina, ¡o tu área de trabajo!? Mezcla suelos. Hay una gran variedad en el mercado.

Una puerta. Vale, esto es un loft y no tiene puertas, pero una gran puerta corredera a medida es una solución ligera visualmente, resultona y efectiva. ¡Y moderna!

Alfombras. Otro clásico que habrás aprendido en casa de tu madre. Pero ¿por qué desechar la tradición si funciona?

Colores. Está claro. Pasas de los muebles porque si te has buscado un loft es para ser minimalista. Entonces emplea lo más sencillo del mundo: los colores, a través de textiles diferentes según zonas de la casa, o de paredes pintadas en dos (o más) tonalidades. En este punto, los papeles pintados también pueden ser útiles.

Pavés. Puede que esté algo pasado de moda, pero ¿a quién le importa? Ayuda a que pase la luz y es efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *