Aprovecha al máximo el espacio en casa

Si tu casa no es muy grande o sois muchos viviendo en ella, seguro que te da la sensación de que te falta espacio y de que no sabes dónde guardar tantos ‘trastos’ como tienes.

Eso nos ha pasado a todos… Sin embargo, muchas veces tenemos la solución al alcance de mano, aunque nos cuesta verla. En este post te damos algunos consejos para aprovechar cada rincón al máximo y tener todas nuestras cosas ordenadas y al alcance de la mano.

Empezamos por la cocina, una estancia del hogar que muchos soñamos con que sea enorme, pero nos tenemos que conformar con algo más “recogido”. Pues no sufras porque puedes crear nuevos espacios de almacenaje en la cocina que hasta ahora no se te habían ocurrido. Por ejemplo, ¿habías pensado alguna vez en usar el zócalo para guardar sartenes o cazos? También puedes colgarlos de la pared o incluso poner un colgador en el techo…

Y tanto en la cocina como en el resto de estancias del hogar, el espacio que hay entre la parte superior de la puerta o la ventana y el techo puede sernos de gran utilidad para colocar cosas. También se pueden crear altillos aprovechando la altura de las paredes, donde se puede guardar de todo sin que se vea ni nos quite espacio. En general cualquier pared es susceptible de convertirse en un lugar de almacenaje, colocando baldas, estanterías, colgadores… eso sí, sé prudente y no te pases o te quedará demasiado recargado.

Otra opción es utilizar espacios habitualmente desaprovechados como los huecos o retranqueos que quedan junto a algunos muebles grandes (estanterías, escritorios, etc.) o el hueco de las escaleras.

Una opción muy buena para los dormitorios, cocinas y cuartos de baño, que no quita nada de espacio y resulta muy práctica, consiste en poner perchas detrás de las puertas para colgar las cosas que usamos en el día a día: la bata, el albornoz, los delantales… Podemos elegir perchas que se acoplan en la propia puerta o de las que se cuelgan directamente en la pared, como más nos guste. Este elemento te ayudará a ahorrar espacio sin que te des ni cuenta.

También son ideales para espacios reducidos los muebles versátiles que nos permiten  crear diferentes ambientes al abrirlos o cerrarlos o colocarlos de un modo un otro. Por ejemplo las camas que se abren y cierran (integrándose en un mueble de pared), las paredes móviles o las plataformas pegadas a la pared que bajas y se convierten en mesa.

Y ya para terminar no te olvides de que si tienes problemas de espacio, lo mejor que puedes hacer es elegir muebles de almacenaje: cama con canapé, sofá y mesas con cajón, puffs que se abren y puedes guardar cosas, etc.

Si sigues estos pequeños consejos, aprovecharás mucho más el espacio de tu casa y  lo tendrás todo mucho más ordenado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *