Cómo aprovechar los espacios interiores

Tenemos claro que hay diversos e importantísimos factores que entran en juego a la hora de plantearte cómo quieres que quede tu vivienda. Por ello, te resumimos los principales aspectos a tener en cuenta con respecto a la distribución del espacio en tu hogar.

  • Lo primero es ser realistas, los metros de tu vivienda son los que son, así que trabaja con lo que tienes en función de lo que necesitas y asigna a cada estancia una función. La ubicación de la cocina y el baño normalmente quedan determinadas en base a la funcionalidad para lo que se tiene en cuenta,  entre otros, las instalaciones de agua y luz. El resto de habitaciones te dejará más margen de maniobra para elegir. Eso sí, no te olvides de tener en cuenta la ventilación.
  • Un factor bastante importante es también la iluminación, la clave está en potenciar las entradas de luz natural de tu hogar, ¿tienes instaladas las ventanas adecuadas para favorecer la llegada de luz al interior de tu vivienda? Aunque la selección de las ventanas es importante en bastantes más aspectos: ¿favorecen el aislamiento, la seguridad o simplemente la funcionalidad de tu casa? Por ejemplo, si necesitas poner un escritorio más alto y esto te va a impedir abrir la ventana o vives en un chalet y deberías reforzar la seguridad…  Y, ¿necesitarás, dada la ubicación de tu vivienda, instalar persianas para regular las entradas de luz o resguardar un poco tu intimidad?
  • Pero si por algo está marcada la distribución de interiores es por la circulación. Elementos como paredes, ventanas o puertas son los encargados de estructurar el espacio. Si tienes problemas de espacio te aconsejamos una alternativa a las tradicionales puertas de apertura practicable que te limitan tanto: los sistemas deslizantes con los que lograrás el máximo aprovechamiento de tu espacio sin renunciar al confort y a la belleza. O puedes probar a unir la cocina con el salón, a diseñar tu dormitorio también como lugar de trabajo… Los espacios compartidos están de moda y pueden ser tu salvación a la falta de metros.
  •  No te olvides de los colores: cuanto más claras sean las tonalidades que uses, mayor luminosidad y amplitud se percibirá de la sala. Sin embargo, la combinación de colores u otro tipo de mezclas también pueden generarte interesantes e innovadores efectos, sólo es cuestión de probar…
  • Mobiliario, aquí ya pasamos a hablar de decoración: cómo conseguir ese aire bohemio o modernista para tu casa. Pero, para garantizar el éxito de todo el trabajo anterior, una de las premisas en la que más hincapié te hacemos dentro de este aspecto es que no amuebles más de un tercio del espacio para evitar que se recargue la estancia. Además, los muebles deben seguir la línea de la sala y aprovecharse al máximo: por ejemplo, un sofá bien ubicado puede ser muy útil también para organizar tu salón o, si colocas bien esa antigua cajonera no tendrás una pérdida de espacio. Y has pensado que a lo mejor lo que necesitas es un mueble a medida para esa dichosa esquina que sólo actúa como un espacio muerto.

La clave en la distribución de las estancias, como ves, no es otra que adaptar tu proyecto a la realidad y al presupuesto con el que cuentas. Además, te aconsejamos que eches un ojo a las revistas de decoración e interiorismo pues seguro que encuentras útiles ideas para poner en práctica. Y recuerda que el diseño y la funcionalidad son complementarios, no tienes que renunciar a ninguno de los dos. ¡A por ello!

COMENTARIOS

  • Andres ocampo 1 octubre, 2014 a las 21:13

    Estoy de acuerdo con el hecho de lograr una buena configuración en espacios pequeños y sobretodo cuando ese espacio lo decoras tu mismo, me ha gustado el enfoque del artículo, genial, estaré pendiente de tus próximas entradas saludos Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *