Aire acondicionado

El aire acondicionado tiene tantos detractores como seguidores. En Vivienda Saludable analizamos los pros y contras para nuestra salud.

Las ventajas e inconvenientes del uso del aire acondicionado han suscitado bastante controversia a lo largo de los últimos años. Si simplemente nos limitásemos a encuestar a los detractores de estos sistemas de refrigeración seríamos capaces de elaborar una lista interminable de perjuicios, no solo para la salud sino también para el vecindario y para muchos otros aspectos, y de igual manera ocurriría si lo hiciésemos con aquellos que están a favor de su uso. Sin embargo, la realidad es que, como en muchas otras ocasiones, los beneficios o perjuicios van a depender de la óptica con la que se analice y del uso que se le dé.

Inconvenientes del aire acondicionado

  • Un perjuicio destacable que en la mayoría de las ocasiones es independiente del buen o mal uso que se le dé lo encontramos en las oficinas o en los cines, o incluso en las familias de varios miembros cuando comparte una de las estancias. Generalmente la tolerancia a diferentes temperaturas no siempre es igual en todas las personas, de igual manera que la vestimenta con la que los empleados llegan a una oficina o los espectadores a un cine también es distinta.
  • Esto en muchas ocasiones genera dos problemas para la salud. En primer lugar, puede provocar enfriamientos, con sus correspondientes perjuicios, y, en segundo lugar, y aún más frecuente sobre todo en ambientes laborales, un aumento del nivel de estrés en aquellos que no encuentran conformes con la temperatura establecida.
  • Otro de los principales perjuicios viene determinado por el tipo de aparato que se use, ya que la mayoría producen un aire seco que a su vez seca las mucosas corporales, eliminando una de las principales barreras que posee el organismo frente a agentes infecciosos.
  • El mantenimiento de los equipos también es determinante para la salud de las personas expuestas, ya que una conservación deficiente puede esparcir por el ambiente desde ácaros y partículas en suspensión hasta bacterias tan peligrosas como la legionella.

Ventajas del aire acondicionado

No todo son contras a la hora de mencionar los efectos sobre la salud de este tipo de aparatos. Actualmente la gran mayoría de viviendas y edificios de oficinas no están construidos pensando en la posibilidad de soportar temperaturas extremas, lo cual provoca que en su interior pueda detectarse incluso más calor que en el exterior de las mismas.

Las elevadas temperaturas pueden causar de falta de energía y cansancio, en muchas ocasiones provocado por la deshidratación producida por la sudoración, por bajadas de tensión y por la falta de adaptación del organismo a dichas temperaturas.

Además, la superación de la llamada temperatura del umbral del sueño que suele situarse entre los 22 y 24º C puede provocar insomnio, con los conocidos efectos no deseados que provoca en nuestra salud. El uso correcto del aire acondicionado elimina estos efectos al establecer la temperatura ambiente en los niveles óptimos para llevar con comodidad la rutina diaria.

Ante estas exposiciones acerca de los pros y los contras se deduce que lo ideal sería tener viviendas y oficinas con el adecuado diseño y aislamiento para que se mantuviesen frescas en verano y cálidas durante el invierno. Elementos como las ventanas o las puertas pueden ayudar mucho a ese aislamiento térmico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *