Consejos para mantener fresca la casa

Remedios sencillos y baratos para mantener nuestra casa fresquita y ‘sombría’ en estos meses de calor, sin arruinarnos cuando nos llegue la factura de la luz.

En este post complementamos los consejos que os dimos en el anterior para hacer frente al calor del verano en tu hogar. Tras aquellos consejos que implicaban un mayor estudio e desembolso económico, este post se centra en otros medios más sencillos y baratos para mantener nuestra casa frequita y ‘sombría’ en estos meses de calor, sin arruinarnos cuando nos llegue la factura de la luz.

  • Enfriamiento nocturno. Aprovecha el aire fresco de la noche para refrigerar tu casa. Deja abiertas las ventanas y puertas y se refrescarán todas las estancias que han estado acumulando calor durante el día. Eso sí, te recomendamos instalar mosquiteras para que entre el frequito, pero no los indeseables bichos.
  • Ventilación cruzada. Deja abiertas las ventanas opuestas para crear corriente, en especial por la noche. Ya verás que corriente más ‘rica’ se crea en tu casa.
  • Limita las fuentes de calor. Apaga los electrodomésticos que no estés utilizando (recuerda no dejarlos tampoco en stand-by), ya que son una fuente de calor innecesaria (además de un gasto energético).
  • Ventiladores. Aunque no bajan la temperatura, sí crean un efecto de aire fresco y son mucho más baratos que el aire acondicionado (aunque no nos engañemos, no tan eficaces como él). Podemos recurrir a ellos en momentos puntuales de gran bochorno.
  • Evita crear vapor. Intenta no usar agua caliente (lo único que hará es darte más calor), así como cocinar o lavar la ropa en las horas de mayor termperatura (sobre todo entre medio día y primera hora de la tarde).
  • Utiliza telas blancas, suaves y frescas sobre la cama, sofás, sillones…
  • Planta de abajo. Si tienes una casa con varias plantas, es mejor instalarse en la de abajo en verano, o al menos pasar ahí las horas de más calor. La explicación es que el aire caliente tiende a subir, mientras que el aire frío, al ser más denso, se mantiene por debajo.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *