¿Cómo debe ser un dormitorio para descansar mejor?

Consejos para que puedas descansar en su dormitorio a pierna suelta.

Para poder sentirse bien y rendir durante el día es vital dormir bien. Y uno de los protagonistas fundamentales para conseguir un buen descanso es el dormitorio. Aquí te damos algunas pautas para mejorar tu dormitorio y lograr dormir a pierna suelta:

1. La temperatura. La temperatura ambiente no debería ser muy alta; la adecuada está entre 18 y 22 grados. Además, el frío o el calor excesivo pueden provocar ‘microdespertares’ que alteran el ritmo normal del sueño y hacen que por la mañana te levantes con la sensación de que te hubiese pasado un camión por encima. Una anotación: entre tener que pasar frío o calor, ten en cuenta que siempre el frío es más saludable que el calor.

2. La humedad. Lo ideal es que la humedad esté entre el 50% y 70%. Sí, como lees, la humedad es buena siempre que esté en los niveles adecuados ya que hay que tratar de evitar el ambiente seco, pues reseca la boca y dificulta la respiración. Y en este sentido los humidificadores son un buen aliado para combatir la falta de humedad.

También es aconsejable evitar tener plantas en la habitación, ya que absorben el oxígeno y pueden provocar alergias, así como la moqueta y los tejidos sintéticos que absorben el polvo.

3. La ventilación. Es muy importante que adquieras un buen hábito para mantener una correcta renovación del aire en los dormitorios, ¿cómo? Ventilando a diario de 5 a 10 minutos, el mejor momento es por la mañana y si puede ser por ventilación cruzada mejor que mejor, ya que así se reduce la humedad interior. ¡Ah! Evita siempre que puedas las corrientes de aire fuertes y directas.

4. Dispositivos electrónicos. Las lámparas, los cables y enchufes cercanos a la cama pueden crear campos electromagnéticos (Meter enlace post campos electromagnéticos) que alteren el sueño. Lo idóneo es alejar estos aparatos de la cama y desconectarlos, si te es posible, antes de acostarte.

5. La luz:

Cuanto más oscura esté la habitación más fácil es relajarte y asegurarte un buen sueño para estar listo para el día siguiente. La luz artificial interfiere mucho en el sueño, haciéndolo más ligero y menos profundo provocando que te despiertes con más frecuencia.

6. El ruido. Como bien hemos visto en otras ocasiones, el exceso de ruido en casa tiene nefastas consecuencias para el sueño. Aparte de impedirte conciliarlo con facilidad, también afecta a capacidad de alcanzar las fases más profundas del sueño. Una buena inversión es instalar unas buenas ventanas ya que te ayudarán a que reine el silencio manteniendo tu dormitorio aislado de los ruidos.

7. La cama. La cama ha de ser silenciosa y rígida, pero no dura. Además, toma nota: muchos expertos coinciden en que la calidad del sueño mejora cuando el cabecero está orientado al norte y el pie de la cama al sur.

Y no podemos olvidar los dos elementos fundamentales de la cama en los que merece la pena invertir para que sean de calidad: el colchón y la almohada:

Colchón. Debe cumplir cuatro requisitos básicos:

–  Absorber la transpiración.
–  Evitar la dispersión de calor.
–  Sostener el cuerpo de un modo correcto de manera que se adapte perfectamente a la anatomía de tu columna vertebral.
–  Ser higiénico.

Almohada. Clave para mantener la cabeza en posición natural mientras dormimos. Si duermes sin almohada, la nuca se inclina hacia atrás y las vértebras cervicales se oprimen excesivamente, descartamos esta opción. Tampoco es bueno dormir con una almohada demasiado gruesa ya que inclina la cabeza hacia delante y obliga a las vértebras a estirarse demasiado, ¿entonces? Lo mejor es usar una almohada más bien baja y no demasiado blanda que mantenga la cabeza en línea con el cuello.

Y tanto hablar de descanso, nos ha entrado un sueñito… ¡Nos vamos corriendo a poner en práctica estos consejos con un buen sueño reparador! ¡Qué soñéis con los angelitos! ^^

COMENTARIOS

  • Chaxiraxi 17 Diciembre, 2014 a las 11:52

    Yo cambié de almohada en mi dormitorio y noté una gran mejoría. Sobre todo en las cervicales.

  • Maxcolchon 5 Enero, 2015 a las 12:23

    Si, sin duda un buen colchón y una buena almohada son imprescindibles para dormir bien, pero a veces nos olvidamos de otros factores como el ruido o la luz, que también pueden influir mucho en nuestro descanso. Un post estupendo!

  • unidad del sueño madrid 24 Agosto, 2015 a las 10:48

    Ha sido un artículo estupendo, siempre es bueno saber como debe de estar preparada la habitación para poder descansar bien. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *