Planes alternativos verano

Ya estamos en pleno agosto, pero quizás te haya pillado el toro y aún no tengas plan para estas vacaciones. También es posible que estés un poco aburrido del plan de todos los años (playa y turisteo) o que tu economía actual no te permita hacer grandes desembolsos económicos. Si el tuyo es cualquiera de estos casos, te proponemos algunos planes que quizás se adapten a ti mejor que los “habituales”.

Vuelta a los orígenes

Aunque muchos de nosotros lo tenemos, a veces lo menospreciamos o simplemente ni contamos con él como posible destino vacacional. Nos estamos refiriendo a nuestros queridos pueblos. En una época en la que se está revitalizando muchísimo el turismo rural, a veces buscamos otros destinos rurales y nos olvidamos del que tenemos más a mano: nuestro propio pueblo o el de nuestra familia. Si tienes la suerte de tener casa en el pueblo, aprovéchate, nunca viene mal una vuelta a nuestros orígenes y recuerdos de la infancia, redescubrir nuestro pueblo desde otra perspectiva, dar largos paseos por el campo, pasar el día en el río, comer comida de la toda la vida, reencontrarnos con los amigos de siempre y familiares a los que hace tiempo que no vemos, etc. ¿A qué te empieza a apetecer el plan?

 plan rural para vacaciones

Camping o, mejor aún, glaming

Si eres de los que el camping no te acaba de convencer porque te parece incómodo, pero este año la cosa no da para un hotel o apartamento, ¿qué tal si pruebas el “glamping”? Se trata de lo último en ecoturismo, una acampada muy “cool”, ya que ya que te hospedas en una tienda de lujo (u otro lugar original) en mitad de la naturaleza. En definitiva, aúna el encanto de la acampada con las comodidades de un hotel y por eso cada vez está más de moda ¿Te apetece probar? Aquí tienes algunos destinos de “glamping” recomendados por la Guía Repsol.

Camping o glaming

Haciendo camino

Otro plan que podemos a aprovechar a hacer en verano es algún camino (o una parte) de los muchos que recorren España. Podemos hacerlo caminando o en bici e, incluso, a caballo. Por supuesto, el más famoso y emblemático de todos es el Camino de Santiago (en sus múltiples rutas desde diferentes puntos), pero hay muchos más: la Ruta del Quijote por La Mancha o el Camino del Cid (de Burgos a Alicante) son algunos ejemplos. Éstos son caminos muy largos y conocidos, pero hay muchos más en pueblos y ciudades de España: antiguas vías de ferrocarril, canales, vías pecuarias, sendas y viejos caminos públicos vuelven a tener una nueva vida hoy en día. ¿Te animas a coger la mochila y ver hasta dónde llegas? Te aseguramos que será una experiencia inolvidable en la que conocerás gente, te lo pasarás bien y comprobarás cómo todo esfuerzo tiene su recompensa. Eso sí, este plan no es apto para sedentarios o comodones.

Planes diferentes verano

Aprovecha a conocer mejor tu ciudad

Si finalmente ya tienes claro que este verano no vas a poder viajar, no te agobies, hay miles de cosas que puedes hacer en tu propia ciudad para no aburrirte.

Casi todas las ciudades españolas (en especial las más grandes) cuentan con una amplia oferta cultural, gastronómica y de entretenimiento, aparte de tener muchos tesoros escondidos que, a pesar de vivir en ellas, probablemente desconozcamos. Las vacaciones de verano pueden ser el momento perfecto para hacer las actividades que nos apetecen, pero para las que nunca tenemos tiempo: ya sea ir al teatro, al cine (al normal o al de verano), a un concierto o a alguna exposición. O simplemente hacer un poco de turismo en nuestra propia ciudad. En muchas ciudades se hacen visitas temáticas que nos enseñarán nuestra localidad desde otra perspectiva. Porque quedarse en casa en verano no tiene porqué ser sinónimo de aburrimiento.

Haz turismo en tu ciudad

Aprende inglés

Y ya por último, aunque quizás no sea un plan muy económico, seguramente sí una inversión de futuro y desde luego una manera provechosa de pasar las vacaciones. Nos referimos a aprovechar las vacaciones para estudiar inglés. Ya sea dentro de España (cada vez están más en boga los pueblos donde se hace inmersión lingüística) o marchándote a algún país angloparlante (esto dependerá mucho de tu presupuesto y de las ganas que tengas de viajar al extranjero), hacer un curso de verano se convierte en una excelente alternativa para el verano. En una sociedad en la que este idioma se ha convertido en imprescindible, siempre es una buena opción aprenderlo mientras nos divertimos y hacemos nuevas amistades. Y si de paso conocemos otro país y cultura, mejor que mejor.

estudiar idiomas verano

Y aquí terminamos nuestro post de hoy con algunas sugerencias de planes alternativos para las vacaciones de verano. Aunque, por supuesto, hay muchísimos más, tantos como nos permita nuestra imaginación. Porque es posible hacer un plan diferente y salir de la rutina, sin dejarnos la cartera en el intento.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *