Te contamos qué medidas debes tomar en tu hogar como prevención frente a los campos electromagnéticos que nos rodean en nuestro día a día.

Compartimos algunos de los principales aspectos a tener en cuenta en tu hogar para la prevención contra los efectos nocivos de los campos electromagnéticos :

–       La instalación eléctrica:

Muchas de las viviendas de nuestro país aún no tienen protectores eléctricos en sus instala­ciones, ni cuentan con una correcta conexión a tierra. Lo ideal es tener el cableado de la instalación eléctrica de toda la casa blindado al 100% y con los enchufes también blindados. Si esto no es posible, al menos sustituye regletas y alargadores por opciones blindadas. Una buena protección contra la contaminación eléctrica doméstica es desconectar todo lo que no estés usando, durante la noche, cuando no estamos en casa…

–       Teléfono móvil:

La cantidad de radiaciones a la que una persona está expuesta debido al móvil varía en función de muchos factores como el tiempo de uso, el modelo o la distancia con las antenas. Unas buenas pautas son no tenerlo demasiado pegado del cuerpo, cargarlo con la pantalla mirando hacia abajo, usar auriculares o manos libres para conversaciones largas (más de 15 minutos)  y evitar, en la medida de lo posible, la proximidad con las antenas y torres. Además, desengancharte del móvil tendrá efectos muy positivos para tu salud mental y tu vida social.

–       Radio-despertador:

Es uno de los aparatos a los que más horas estás expuesto (entre 7 y 8) y, no nos engañemos, su ubicación suele ser muy cercana a la cabeza; esto hace que entre sus efectos destaque el insomnio, dolores de cabeza, pesadillas, fatiga… Vamos, que aquí tienes otro motivo más para odiarlo. Para reducir sus consecuencias se aconseja ponerlo a una distancia de seguridad de por lo menos un metro, aunque sin lugar a dudas lo idóneo sería prescindir de él o, si esa opción no es viable, cambiarlo por otro similar a pilas.

–       Electrodomésticos:

Al comprar un electrodoméstico mira que respete las normas FCC y que sea de los que emiten menos radiaciones. Además, intenta exponerte a sus ondas el menor tiempo posible: ¡cuanto más lejos, mejor!

–       Pantallas de televisión, ordenador y router:

Escoge pantallas TFT – LCD, son las que emiten menor radiación. Y recuerda: nada de derrochar energía con el stand by.

No duermas cerca de estos aparatos y si puedes apaga el router por la noche. Y sí también el ordenador y la señal de wifi.

–       Iluminación:

Sin duda, opta por bombillas LED, no contienen mercurio y además no emiten radiación UVA por lo que son una opción segura con la que además se ahorra energía.

–       El entorno de la vivienda:

Si estas buscando casa, intenta no esté cerca de líneas de alta tensión, transformadores eléctricos, antenas de telefonía móvil, antenas Wi-Fi, radares o repetidores de televisión y radio.

COMENTARIOS

  • Josep Bassols Plau 10 Diciembre, 2014 a las 19:20

    El efecto de las Radiaciones de Frecuencias Extremadamente Bajas (ELF), aunque todavía en estudio, pueden ser devastadoras para las personas, ya que nuestras células, tejidos y órganos se mueven en esa franja electromagnética. El corazón y el cerebro entran en resonancia con frecuencias externas similares.

    Es necesario empezar a concienciar a la gente, pero en estos momentos no interesa porque lo que interesa es vender más y más electrodomésticos.

    Por eso se agradece que en sitios como éste se hable de estos temas y se empiece a hacer visible el problema.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *