Consejos para prevenir dolencias comunes

Enero y febrero son dos meses críticos en cuanto a lo que salud se refiere: los constantes cambios de temperatura, la falta de medidas preventivas y nuestro modo de vida actual hacen que tengamos que mantenernos alerta ante las posibles invasiones de virus. Como no queremos que caigas malo, vamos a contarte nuestro plan anti-enfermedades.

  1. Acondiciona tu casa para hacer frente a las bajas temperaturas invernales. Sí, no es ninguna tontería, uno de los principales factores que puede evitar que te pongas malo es contar con una vivienda saludable: sistemas eficientes de calefacción y electrodomésticos, una vivienda aislada adecuadamente…
  2. Cuida mucho la alimentación, es esencial la ingesta de vitaminas. La fruta y la verdura deben ser elementos básicos en tu dieta.
  3. ¡Mucha atención por donde pisas! La nieve y el agua resbalan, y los fuertes vientos pueden hacer que se caigan objetos de las terrazas de los edificios… Así que nada de ir mirando a las musarañas, hay que tener mil ojos cuando se va por la calle.
  4. Vacúnate si estás dentro de los grupos de riesgo.
  5. Abrígate, pero con conocimiento, recuerda llevar prendas accesibles más ligeras para cuando estés en interiores. Y no te olvides de utilizar los accesorios como guantes, gorros y bufandas, tu cuerpo te lo agradecerá.
  6. Acentúa tu higiene personal, como por ejemplo lavarte más frecuentemente las manos. Y, por supuesto, también la higiene en tu hogar.

Aplicándote estos sencillos consejos podrás hacer frente a uno y veinte inviernos más… Pero si aún así caes malo, aquí te dejamos algunos remedios para reducir los efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *