Ventanas de madera

En este post nos centramos en conocer un poco más a fondo otra de las posibles opciones a la hora de seleccionar el perfil de tu ventana: los perfiles macizos de madera.

Ventajas de las ventanas de madera

La madera ha sido uno de los elementos más antiguos utilizados por el hombre para la construcción de sus viviendas.  Y esto es debido, en parte, a que tiene dos puntos fuertes importantes:

  • Gran capacidad aislante. La madera es muy superior al aluminio en términos de aislamiento térmico y se acerca al PVC, aunque no llega a alcanzar los niveles de éste.
  • Permite una gran posibilidad de diseños y tiene un bonito acabado, sobre todo, para combinar con estilos tradicionales o rústicos.

Estas ventajas, unidas a la cada vez mayor preocupación por el ahorro energético, la subida del precio de la luz y la aparición de una nueva legislación en materia de eficiencia energética hicieron de las ventanas de madera, así como de las de PVC, unos fuertes oponentes a las hegemónicas ventanas de aluminio en España.

Desventajas de las ventanas de madera

A pesar de lo que hemos comentado, la madera no es ni mucho menos de las opciones más elegidas actualmente en lo que a ventanas se refiere, ya que tiene algunos inconvenientes importantes:

  • Al ser un material por naturaleza altamente inflamable, arde con facilidad.
  • Tienen un precio bastante elevado.
  • Sin duda, uno de sus mayores puntos débiles es que requieren un continuo y costoso mantenimiento si quieres seguir disfrutando de unas ventanas perfectas, ya que se deterioran con gran facilidad. Si no se trata correctamente, la madera puede pudrirse y ser atacada por insectos como las termitas. Además, si se enfrentan a condiciones de humedad, se dilatan y se curvan. Esto hará que aumente considerablemente su tamaño y que la ventana no se pueda manipular bien.
  • Otro handicap es la evidente necesidad de talar árboles para su fabricación, pues la madera que se requiere para realizarlas se obtiene de la parte del tronco que está debajo de la corteza. Y aunque la madera es renovable, las especies necesarias para la elaboración de las ventanas necesitan varios siglos de crecimiento para volver a crecer.

Cumplimento del Código Técnico

Aunque como hemos dicho, la madera es un material naturalmente aislante, no todas estas ventanas por el hecho de serlo, tienen unos niveles de aislamiento suficientes y cumplen las normativas vigentes, como el Código Técnico de la Edificación (CTE)Para saber si una ventana de madera cumple o no con el CTE, debes tener en cuenta diversos factores como es el tipo de madera o su densidad.

De acuerdo con el CTE, los niveles de transmitancia de la madera  deben llegar a U= 2,2 W/m2K para ser aceptables, si bien las de alta gama, cuyo precio aumenta considerablemente, pueden llegar a alcanzar hasta U=2,0 W/m2K.

Tipos de madera

Respecto al tipo de madera, es preferible la madera dura que la blanda debido a que sus niveles de transmitancia son mejores:

  • Las denominadas maderas duras son aquéllas que se obtienen de los árboles caducifolios, cuyo crecimiento es más lento, por lo que son mucho más caras. Su tratamiento es bastante complicado debido a la gran resistencia de este tipo de maderas. Las más usuales provienen del roble, el fresno, el nogal y el álamo.
  • Frente a éstas, las llamadas maderas blandas son aquéllas que proceden de coníferas, árboles de hoja perenne o de crecimiento rápido. Estos árboles son más abundantes y su madera es menos resistente, por lo que son más fáciles de trabajar. Y por ello son las más baratas y extendidas en el mercado. Destacan el pino, el ciprés y el abeto. En cuanto a los acabados, este tipo de maderas suelen ser claritas, tener menos vetado y densidad. Mientras que las maderas duras tienen más densidad, colores y están mucho más vetadas.

Con toda esta información te puedes hacer una idea de las posibilidades que te ofrece madera en lo que a ventanas se refiere, siempre y cuando tu bolsillo y tu tiempo para cuidarlas te lo permitan.

También existen en el mercado ventanas de PVC con acabado madera (se logra mediante el sistema de foliado) que logran reproducir bastante bien la estética de la madera, pero con dos ventajas importantes con respecto a ésta: son más baratas y apenas requieren mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *