Cómo elegir un radiador

¿Quieres cambiar tus viejos radiadores y no sabes por dónde empezar? Sigue nuestros consejos.

Parece que el frío se está haciendo un poco el remolón, pero llegará y como no queremos que te impida seguir viviendo con la mejor calidad, nos vamos a adentrar en uno de los temas que, sin duda, marcarán la diferencia este invierno: los radiadores. Te contamos cómo elegir el radiador más adecuado para triunfar este invierno.

Sistema de calefacción

Lo primero: decantarte por un sistema de calefacción y, ¿que es mejor eléctricogeotérmico,de agua caliente…? En nuestra sección de afondo para Calefacción Eficiente encontrarás toda la información de cada sistema sobre cada opción así como sus ventajas e inconvenientes.

Tipos de radiadores

Y ahora ya sí puedes pasar a preocuparte de nuestro protagonista de hoy: el radiador. ¿Sabes cuántos tipos de radiadores hay? Desde ya te digo que la oferta es tan amplia que seguro que al verlo hasta te asustas, pero piensa que así tienes más opciones entre las que elegir y para todos los bolsillos. En función del material, criterio fundamental para seleccionar un radiador u otro, te encontrarás principalmente con radiadores de acero, de aluminio y de hierro fundido:

  • Los radiadores de hierro fundido son de los más básicos, pero si te decantas por este tipo debes tener en cuenta que necesitan más tiempo para calentarse pero que también aguantan durante más tiempo el calor.
  • Los radiadores de aluminio tienen su principal ventaja en que su proceso de calentamiento es muy rápido.
  • En el caso de los radiadores de acero, también bastante tradicionales pero que presentaban la desventaja de que hasta ahora su vida útil era más corta. Y digo hasta ahora porque con las actuales posibilidades del mercado esto ya es cosa del pasado. Los de tubo de acero son una de las variantes de estos y una de las últimas tendencias del mercado.

Aquí tenéis más información sobre los tipos de radiadores.

Potencia y tamaño

Otro aspecto clave es asegurarte de que la potencia y el tamaño que escoges es el adecuado. No te olvides que el objetivo es conseguir la temperatura perfecta para tu hogar de una forma eficiente y no demasiado cara.

Diseño

Y junto con el material el otro aspecto indispensable a tener en cuenta es el diseño, sí, y aquí tienes tantas posibilidades que se te abrirá un nuevo mundo: colores, formas… Y lo que es más interesante podrás hacer que tu radiador pase inadvertido para el resto o puedes convertirlo en el protagonista de tu decoración. ¡Ah! Y para el baño os recomendamos que os hagáis con los cada vez más populares radiadores toalleros, con ellos matarás dos pájaros de un tiro porque además de calentar tu hogar podrás calentar tus toallas.

Vale, y una vez has seleccionado el tipo y determinado todos los componentes: ¿Cuántos necesitas? En este post te enseñan qué tener en cuenta y cómo hacer el cálculo para averiguar el número ideal. Y por favor, ponte en manos de un experto, no sirve de nada que tengas los mejores radiadores del mercado si tu instalación es deficiente.

Y para finalizar, aquí tenéis unos cuantos consejos que no debes olvidar nunca para ahorrar en casa y mantener una vivienda saludable.

COMENTARIOS

  • YaniLlanez 17 Diciembre, 2014 a las 11:31

    Yo tenía los de hierro fundido y terminé sustituyéndolos por otros más modernos. Pagábamos mucha factura de gas y era un desperdicio de energía.

  • Pedro Calero Milla 25 Octubre, 2015 a las 16:36

    Cuál es el mejor tipo de radiador para una caldera de gas en Oviedo? Y la instalación con bitubo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *