Conducción eficiente

¿Sabías que con una conducción no adecuada gastas combustible y dinero? Te ofrecemos una serie de consejos para que tu conducción sea eficiente.

En vivienda saludable nuestro objetivo es contribuir a una vida mejor para todos. Para ello hacemos hincapié en nuestra casa, nuestra vivienda. Pero una vida saludable conlleva muchas mas cosas. Una correcta alimentaciónejercicio, consumo responsable de los recursos naturales, etc.

Hoy queremos aconsejar sobre un tema muy extendido como es el automóvil. Sabiendo unos pequeños trucos podremos ahorra muchos euros y ayudar de forma clara al medio ambiente.

La conducción eficiente consiste en una serie de técnicas de conducción que, unidas a un cambio en la actitud del conductor, dan lugar a un nuevo estilo de conducción acorde a las nuevas tecnologías y sistemas que incorporan los vehículos modernos.

Con la conducción eficiente, además de una mejora del confort, un aumento de la seguridad vial y una disminución del tiempo de viaje, conseguiremos una disminución del consumo de carburante y de emisiones al medio ambiente asociadas, así como una reducción del coste de mantenimiento.

Aquí os dejamos unas claves para la conducción eficiente:

  • Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
  • Usarla sólo la primera velocidad para el inicio de la marcha, y cambiar a segunda a los dos segundos o seis metros aproximadamente.
  • Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones.
  • Es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado en mayor medida (entre el 50% y el 70% de su recorrido), que en marchas más cortas con el acelerador menos pisado.
  • Para decelerar, levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha engranada en este instante, sin reducir.
  • Frenar de forma suave y progresiva con el pedal de freno.
  • Reducir de marcha lo más tarde posible.
  • En paradas prolongadas, de más de unos 60 sg, es recomendable apagar el motor.
  • Conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 coches por delante.
  • Los accesorios exteriores aumentan la resistencia del vehículo al aire, y por consiguiente incrementan de modo apreciable en carretera el consumo de carburante.
  • El conducir con las ventanillas bajadas provoca una mayor resistencia al movimiento del vehículo y por lo tanto mayor esfuerzo del motor y mayor consumo.
  •  Una baja presión de inflado de los neumáticos recorta su vida útil y reduce la seguridad en la conducción del vehículo y además aumenta de forma significativa su consumo de carburante.

Seamos sinceros, ¿Quién no ha hecho caso alguna vez a alguno de los consejos anteriores? Seguramente casi todos.

No olvidemos a partir de ahora que aplicando estos trucos reduciremos la contaminación y aumentaremos la economía familiar.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *