Salón con ventanas blancas

Algo casi tan importante como el tipo de ventana que queremos instalar es el perfil de ventanas y el tipo de apertura de ventanas. Te contamos por qué y te proporcionamos más información en nuestro post.

Perfiles de ventanas

De nada sirve un buen vidrio si no lo acompañamos con un buen perfil. Las propiedades del vidrio quedarán anuladas si el perfil en el que se instala no tiene unas propiedades similares.

De este modo, si queremos dar a nuestra ventana un buen aislamiento térmico, el perfil deberá ser igualmente aislante, si no queremos que la temperatura exterior se cuele en la vivienda.

E igualmente ocurrirá con el aislamiento acústico, ya que es muy fácil que los ruidos del exterior se filtren por los huecos de una carpintería deficiente.

Los perfiles mejor aislantes que podemos encontrar en el mercado son: los perfiles de PVC, los perfiles de madera y los perfiles de aluminio con rotura de puente térmico superior a 12 mm, siendo cualquiera de ellos los que siempre deberíamos instalar junto a un doble acristalamiento.

Tipo de apertura de las ventanas

Es importante conocer los tipos de ventanas que podemos encontrar en el mercado así como sus propiedades. Las ventanas correderas o deslizantes son peores aislantes que las practicables. Este tipo de ventanas llevan un cierre a presión que evita la entrada de aire a la vivienda, por lo que si instalamos un doble acristalamiento pensando en el aislamiento, lo mejor sería que lo hiciéramos en una ventana practicable.

Además, no todos los sistemas de ventanas nos permitirán añadir los vidrios del grosor que queramos, ya que hay unos perfiles más pequeños que otros u otros con menos fuerza que no soportarían una cristalería demasiado pesada.

Por este motivo, es importante conocer bien los sistemas de perfiles y las prestaciones y características de cada uno.

Imagen: Flickr (elfrascodelodio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *