restaurar muebles

Ya no se hacen muebles como los de antes, por eso, antes de comprar mobiliario nuevo para la casa, podemos echar un vistazo a esos muebles antiguos y renovarlos. No sólo darán un toque de distinción y originalidad a nuestra casa, sino que la restauración de muebles puede ser un pasatiempo relajante, que nos haga estar orgullosos de haber creado algo nuestro con antiguos muebles de madera.

Para conseguirlo, te vamos a dar los consejos más útiles para dar una nueva vida a esos muebles de segunda mano.

Cómo quitar la carcoma de muebles antiguos

Nuestro primer paso en la restauración de muebles siempre debe ser comprobar la buena salud de los mismos. Eso significa, sobre todo, que no tengan carcoma y, si la tienen, acabar con ella. Si no lo hacemos, no solo se irán al traste nuestros esfuerzos, sino que los muebles antiguos pueden contagiar la carcoma al resto de muebles y provocar un desastre.

Así que, primero de todo, examina bien ese mueble viejo, saca los cajones y usa una linterna para los recovecos. Si ves pequeños agujeros circulares, hay carcoma, o la ha habido. Si ves polvillo blanco en ellos, la carcoma está ahí, comiéndose el mueble por dentro.

Eliminarla no es difícil, pero lleva un tiempo. Compra anticarcoma en cualquier tienda de bricolaje. Venden aerosoles, pero es mejor coger una jeringuilla e inundar cada agujero que veamos. Una vez hayamos hecho rebosar todo, impregnamos todo el mueble con la solución (con brocha o usando ese aerosol) y envolvemos todo con plástico (en bolsas o del de cocina para alimentos). Eso impedirá el paso de aire. Lo dejamos tapado entre 2 y 3 semanas y habremos eliminado la temida carcoma.

restaurar muebles antiguos

Cómo pintar muebles antiguos

La manera más sencilla y efectiva de dar nueva vida a un mueble de segunda mano, es pintándolo. El color dependerá, por supuesto, de nuestro gusto y la decoración de la estancia, pero usar colores atrevidos hará que ese mueble antiguo destaque y sea la estrella principal del cuarto.

Para ello, lo más importante es lo siguiente:

  • Lijar bien para quitar barnices y películas protectoras. De lo contrario, la pintura no se adherirá bien.
  • Sellar con masilla especial los desperfectos y tapar los posibles agujeros de la carcoma (después de haberla eliminado como te hemos explicado).
  • Decidir si queremos conservar el aspecto y textura antiguos del mueble bajo la pintura, o seguimos lijando a fondo para dejarlo suave y uniforme.
  • Aplicar una capa de imprimación antes del color elegido, para que este se adhiera bien y resalte, en vez de empezar a pintar directamente.

Con esos cuatro pasos, tu pintura de muebles será excelente.

Cómo reparar arañazos en muebles antiguos

Los arañazos y muescas pueden dar identidad a un mueble de segunda mano, o bien podemos repararlas y dejarlos como nuevos. Aunque hay remedios caseros, lo cierto es que solo sirven algunos y únicamente para pequeños arañazos. Pero, sobre todo, usar una masilla de madera es muy barato y menos lioso.

El procedimiento es sencillo y consiste en 3 pasos:

  • Aplicar la masilla tapando el desperfecto y dejando que seque.
  • Pulir bien la zona masillada para igualar.
  • Pintar con cuidado para disimular todo.

 

Si vamos a pintar como en el consejo anterior, no hay problema. Si la madera es veteada y queremos conservar el tono, habrá que usar varios tonos de color amaderado. Hay kits de reparación de muebles, o incluso de suelo de madera, que podemos usar para este fin, comprando el espectro de tonos más adecuado en nuestro caso.

Cómo devolver el brillo a cerraduras y herrajes

Una parte importante de la restauración de muebles es el de las partes metálicas. Cerraduras, tiradores o bisagras no deben ser desatendidas. Lo primero en estos casos es conocer el material del que están hechos y, si podemos, desmontar el accesorio metálico para limpiarlo mejor.

El hierro y otros metales no se llevan bien con el agua, pero el bronce sí. Si es nuestro caso, con un poco de jabón y frotando podemos dejarlos como nuevos. A veces tendremos que usar un cepillo, hay algunos para pulir, pero cuidado con pasarse de dureza, o dejaremos rayas. Si no es bronce, podemos usar vinagre y un trapo o cepillo de dientes. En general el vinagre es una buena solución casera, aunque siempre podrás encontrar productos especializados en tu tienda de bricolaje.

Como ves, siguiendo estos fáciles consejos podemos dejar como nuevos esos muebles antiguos que hemos cazado en el rastro o nos han donado familiares y amigos, y darles una nueva vida a ellos y a la habitación en la que los coloquemos.

arreglar muebles

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.