Aislamiento Térmico

El aislamiento térmico de una vivienda es la capacidad de nuestro hogar de retener el calor que producimos gracias a la calefacción en invierno y el frío que producimos gracias al aire acondicionado en verano.

Un buen aislamiento térmico puede evitar desperdiciar en un edificio hasta un 30% de energía, que se traduce en una reducción de la factura eléctrica y en las emisiones de CO2, perjudiciales para el medio ambiente. Por ello, las instituciones obligan a las nuevas construcciones a cumplir unos mínimos de eficiencia energética, y ofrecen ayudas para rehabilitar las casas ya edificadas con estos sistemas.


Recomendaciones para mejorar el aislamiento térmico:

  • Ventanas. Son uno de los puntos más vulnerables de la casa en cuanto a pérdidas de calor. Para evitarlas es aconsejable:
    • - Carpintería: Una carpintería de calidad debe evitar los llamados puentes térmicos, que son los puntos donde se produce un traspaso de temperatura. En las carpinterías de PVC no existen estos puentes térmicos ya que el PVC no es conductor, a diferencia del aluminio.
    • - Vidrio bajo emisivo: es un vidrio desarrollado para reducir las pérdidas de calor desde el interior. Se emplea exclusivamente como vidrio interior de unidades de Doble Vidrio Hermético, mejorando en un 35% su capacidad de aislamiento térmico.
    • - Dobles ventanas: en el caso de ventanas sencillas las pérdidas de calor pueden ser hasta cuatro veces mayores que si se poseen dobles ventanas.
    • - Cámara de aire: ventanas con doble acristalamiento y una cámara de aire en su interior evitan escapes de hasta un 40% del calor.

 

  • Ventilar la vivienda el tiempo justo: en condiciones normales, diez minutos son suficientes para lograr que el aire de la habitación se renueve totalmente. Tener las ventanas abiertas más tiempo no resulta más higiénico, sino que lo que conseguimos es perder más calor y reducir la temperatura de la vivienda.

 

  • En verano facilitar el paso del sol durante el día subiendo las persianas y abriendo los visillos: de esta forma aprovechamos el calor de la luz natural. En cambio, al anochecer debemos cerrar cortinas y persianas para evitar la pérdida de calor por los cristales.

 

  • Persianas: La caja donde se enrolla la persiana es otro punto de fuga de energía. Una caja pensada específicamente para un tipo de carpintería de ventana será mucho más eficaz que una genérica. Siempre debemos preguntar a nuestro fabricante de ventanas si existe una caja específica para el sistema. Sino existe un modelo concreto podemos evitar pérdidas aislando con paneles de corcho la estructura de la cara interior de la caja, además de sellar las rejillas con masilla o silicona.

 

  • Regulación adecuada de la calefacción: lo ideal es instalar válvulas termostáticas en todos los radiadores de la vivienda, exceptuando aseos, cuartos de baño, cocinas, vestíbulos y pasillos. Estas válvulas se pueden ajustar en función de la temperatura deseada, abriendo o cerrando el paso de agua caliente al radiador. Además, aprovechan el calor emitido por cocinas y baños o por los acristalamientos cuando hay sol. Junto con la instalación de un termostato ambiente se generan importantes ahorros de energía (entre un 8 y un 13%).

 

  • Puertas: En las puertas que dan al exterior pueden instalarse también juntas o burletes y utilizar para la parte inferior de las mismas perfiles especiales que no permiten la entrada de aire del exterior y no tengan puentes térmicos. Al igual que en el caso de las ventanas, el PVC da mejores resultados que el aluminio.

 

  • Paredes que dan al exterior: Es conveniente proteger perfectamente con materiales aislantes las paredes ya sean huecas o macizas. Existen diversidad de materiales para reforzar las paredes como son las placas de madera, el poliestireno o la lana de roca.

 

  • Techos: Los últimos pisos de los edificios suelen ser los más fríos en invierno ya que la mayor cantidad de calor se desprende por el tejado. Para evitar la falta de aislamiento los inquilinos pueden instalar un falso techo de placas de yeso laminado o cubiertas a dos aguas que evitan la pérdida de calor al formar una cámara de aire. Asimismo en los desvanes y trasteros pueden colocarse fieltros en las vigas o utilizar aislantes granulados.


Enlaces sobre el aislamiento térmico

-KÖMMERLING, ventanas y puertas de PVC con un elevado aislamiento térmico.

-Calefacción eficiente

-Calculadora de ahorro energético

-Confort test

-ECOmarc (aislamiento con celulosa)

-Consejos para el aislamiento térmico

-Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes (ANDIMAT)


VN:F [1.9.3_1094]
Valoración:
Aislamiento Térmico, 8.0 out of 10 based on 7 ratings

Otros temas de interés