Cuidados ecológicos para tu mascota

… La mascota, esa figura fiel y rebosante de cariño con la que compartes tu vida y la que, si sabes hacer las cosas bien, traerá a tu hogar muchas más alegrías que disgustos. Pues bien, hoy vamos a ver cómo puedes cuidar y mimar a tu mascota de una forma más respetuosa con el medio ambiente. Es decir, que puedes ser sostenible también en el cuidado de tu animal de compañía y, de paso, mejorar sus hábitos… Ambos saldréis ganando.

La primera y lógica cuestión es:  ¿tienes mascota? Y si no tienes todavía, ¿estás planteándote tener una? Si es así, tenemos la opción perfecta para ti: la adopción de animales. Con esto además de salvar a un indefenso animalito abandonado, estarás ayudando al medio ambiente ya que esa adorable criatura dejará de ser un candidato a estar a la deriva por las calles con el deterioro que eso conlleva para el entorno. No olvidéis que cuando hablamos de proteger el Planeta todos los gestos aportan su granito de arena a la causa.

Tras esto, es imprescindible garantizar la salud de tu animal, la tuya propia y la de tu vivienda. ¿Cómo? Por un lado, acudiendo regularmente al veterinario y siguiendo siempre sus recomendaciones para evitar enfermedades y parásitos. En esto incluye también la higiene de tu mascota, infórmate bien de cómo debes realizarla dependiendo de cuál sea su especie: es diferente limpiar un gato, un perro o un pájaro. Y por otro lado, tu vivienda debe seguir siendo saludable, por lo que deberías reforzar las sesiones de limpieza, usando siempre productos ecológicos y no agresivos para tu hogar ni para tu animal. Y ten en cuenta que la ventilacióndiaria es un aliado para evitar malos olores y posibles alergias.

Tener una mascota, lógicamente implica unos gastos, pero en eso también es posible ahorrar. Cuando planifiques tus gastos es aconsejable también que incluyas los suyos y tengas en cuenta si ese mes necesitará que le compres comida, ponerle alguna vacuna, etc. Además, te ahorrarás unos euros si reutilizas cosas que ya no te sirven (como mantas viejas, juguetes, pelotas u otros enseres), pero que para tu mascota serán perfectos. Y lo más ecológico para  recoger los excrementos son las bolsas biodegradables (en el caso de los gatos estamos hablando de arenas de este tipo). ¡Ah! Y recicla siempre sus productos igual que haces con los tuyos.

Y con respecto a los elementos que no puedes reutilizar, existen hoy en día tiendas de mascotas muy ecológicas donde encontrarás diferentes productos para cubrir todas sus necesidades, a la vez que cuidas el medio ambiente. Eso sí, te recomendamos que cuando acudas a una de ellas, lleves las cosas muy claras, si no quieres que el presupuesto se te dispare, pues vas a ver muchísimas monerías… Y, por cierto, ¿por qué no ir hasta allí también de una forma sostenible? Por ejemplo dando un paseo, en transporte público o en bici (y así de paso haces ejercicio).

Otro aspecto a tener en cuenta es hacerte una lista con posibles alternativas ante vacaciones o salidas imprevistas: tener una persona de confianza a la que poder dejárselo o estar informado sobre buenas residencias de mascotas, te salvará de más de un apuro.

Y ante todo no te olvides que tener un animal no es un juego, tienes un ser vivo a tu cargo y eso conlleva ¡responsabilidad! ¿No te apetece salir a dar un paseo con tu mascota y disfrutar del día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *